Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El centro de tiempo libre vecinal de Parque Goya dice adiós tras 4 años de actividad

Este servicio de ocio fue puesto en marcha por los vecinos en 2016 para suplir la falta de espacios municipales, pero ante la ausencia de voluntarios que lo gestionen cierra sus puertas indefinidamente.

Actividades en el centro de tiempo libre vecinal de Parque Goya.
Actividades en el centro de tiempo libre vecinal de Parque Goya.
Heraldo

El centro de tiempo libre vecinal ‘El Globo’ de Parque Goya abrió en marzo de 2016 de la mano de los propios vecinos del barrio con el objetivo de suplir la falta de servicios municipales para los más pequeños. Ahora, casi cuatro años después de su inauguración, el servicio se interrumpe de manera indefinida por la falta de voluntarios que se comprometan a gestionarlo.

“Este año me han llamado para trabajar más de continuo y no me puedo hacer cargo del CTL”, explica Marta Bellosta, que desde el inicio se ha encargado de todo lo relacionado con el centro dada su formación profesional.

Bellosta, que también es vocal de la junta de la Asociación Vecinal de Parque Goya, asegura que la iniciativa surgió tras observar que en el barrio no había ninguna alternativa para los niños de entre 6 y 12 años. “Fue una iniciativa totalmente autogestionada desde la asociación, y tenía bastante aceptación”, reconoce Bellosta. Para el aprendizaje y disfrute de los pequeños, el servicio contaba con una dotación de juegos y materiales en cuya compra colaboró la Junta de Distrito Actur-Rey Fernando.

Las actividades, que tenían un aforo para hasta 25 niños, se desarrollaban los miércoles en la Casa del Barrio, donde también se realizan los cursos de la Escuela Vecinal y los talleres de la propia asociación. Cuando nació el centro no existía en el barrio ningún servicio similar, y ahora que cierra sus puertas los vecinos vuelven a quedarse sin alternativa. Si bien es cierto que el barrio cuenta con la ludoteca municipal A Cotenas y con el espacio Goya Joven, los vecinos advierten de que hay una franja de edad a la que no se está prestando la suficiente atención. “La ludoteca cubre a los niños de entre 3  y 6 años, pero hasta los doce no pueden ir a Goya Joven. Como yo digo, los niños de 6  a 12 años desaparecen en este barrio”, lamenta Bellosta.

Antes de tomar la decisión de interrumpir el servicio, gratuito para todo aquel que quisiera usarlo, sus responsables intentaron encontrar personal que se hiciera cargo de él. Sin embargo, la búsqueda resultó infructuosa, y han preferido cerrar sus puertas. “Sin un compromiso firme esto no puede seguir adelante. No tenemos a nadie que continúe con el proyecto”, explica la que hasta ahora fuera su encargada.

Con todo, Bellosta asegura que no van a tirar la toalla tan fácilmente y que intentarán que la iniciativa resurja, aunque reconoce que sus miras están puestas en el centro cívico, una histórica demanda del barrio. “Todas nuestras fuerzas van ahí”, señala. Este año, gracias a una enmienda del PSOE admitida por el gobierno de PP-Cs, los presupuestos del Ayuntamiento incluirán una partida de 15.000 euros para su diseño, aunque desde el consistorio afirman que todavía no hay nada concretado sobre cómo se llevará a cabo ese proceso.

“En Parque Goya hay muchas necesidades sociales”

Bellosta reconoce que los vecinos de Parque Goya no solo pierden un servicio al que poder llevar a sus hijos para que se diviertan, sino muchas otras cosas. “Los vecinos no tienen ningún sitio en el que sus niños tengan un ocio alternativo y digno como lo tienen en el resto de la ciudad. Además, en Parque Goya hay muchas necesidades en torno a lo social”, comenta.

Además, asegura que, como voluntaria, estaba “atada de pies y manos”, y que no podía programar excursiones ni contar con el apoyo de ningún técnico de infancia al que dirigirse en caso de haber habido problemas con algún niño.

Por último, Bellosta considera que debería haber más iniciativas públicas, como es el caso de la ludoteca o el programa Goya Joven. “Lo estábamos haciendo nosotros gratuitamente y con mucho cariño, pero a nosotros no nos compete gestionar este servicio”, añade.

Etiquetas
Comentarios