Despliega el menú
Zaragoza

Gastronomía

Comarcas

Vera de Moncayo presenta su IV Feria de la Trufa que se celebra el 11 y 12 de enero

La muestra llega en un momento de "superproducción" y de precios "por los suelos" según Jesús López, presidente de la asociación de truficultores de Zaragoza.

Jesús López, Pedro Feliciano, Marta Azagra y Ángel Bonel durante la presentación este martes.
Jesús López, Feliciano Tabuenca, Marta Azagra y Ángel Bonel durante la presentación este martes.
DPZ

La Feria de la Trufa de Vera de Moncayo ultima los preparativos para una nueva edición que se celebrará del 11 al 12 de enero. En esta ocasión será la cuarta y vuelve más ambiciosa que nunca. "Este año somos Feria Oficial y gracias a esto queremos que sea un exponente y referencia en Aragón", ha señalado Marta Azagra, alcaldesa de Vera de Moncayo, durante la presentación del evento en la Diputación de Zaragoza (DPZ). "Es una feria con mayor eco y repercusión", ha añadido Ángel Bonel, concejal delegado de Agricultura y Medioambiente del municipio. 

Por su parte, Feliciano Tabuenca, diputado de la DPZ, ha precisado que iniciativas como esta sirven para "controlar la despoblación". Entre el amplio programa de la feria destacan el concurso de trufas por tamaño, aroma y presencia que finalizará con una subasta que destinará el 20% de la Asociación Española contra el Cáncer y la exhibición de recogida de trufa con unos 10 perros truferos. "Al concurso se podrá presentar gente de toda la provincia para poder valorar mejor la calidad de la del Moncayo", ha afirmado Bonel.  Además, esta edición también tendrá una vertiente didáctica con exhibiciones de cocina en vivo o una charla a cargo de Santiago Reina. "Aún hay mucho que investigar en el cultivo de la trufa", ha asegurado Bonel.

Esta feria llega en un año que va "bastante bien" para la trufa zaragozana según Jesús López, presidente de la Asociación de truficultores de la provincia de Zaragoza. Este precisó que en regadío esta habiendo bastante producción, mientras que en secano está saliendo «poca». A pesar de ello, con el inesperado volumen de las de regadío se ha creado «una superproducción y que los precios estén por los suelos», lamentó. "Nos están pagando unos 400 euros por kilo", añadió. Con estas perspectivas, ha deseado que la feria vaya «muy bien» y se vuelva a repetir.                                                                                   

Etiquetas
Comentarios