Despliega el menú
Zaragoza

movilidad urbana

Zaragoza ultima una red de 13 párquines disuasorios con placas solares para cargar coches eléctricos

El primero de los aparcamientos, de uso gratuito, se ejecutará este año en el Arrabal por 285.169 euros.

El primero de los aparcamientos disuasorios se instalará entre Valle de Zuriza y Caminos del Norte y ofrecerá 44 plazas
El primero de los aparcamientos disuasorios se instalará entre Valle de Zuriza y Caminos del Norte y ofrecerá 44 plazas
José Miguel Marco

Una red de aparcamientos disuasorios y gratuitos permitirán a los conductores dejar sus vehículos en barrios periféricos para reducir el tráfico en el centro de la ciudad. Esa es la intención del Ayuntamiento de Zaragoza, que ha diseñado un plan para ejecutar 13 párquines junto a líneas de transporte público y que, además, permitirán la recarga de coches eléctricos, al estar equipados con placas solares. La primera de estas infraestructuras se ejecutará en el barrio del Arrabal con un presupuesto de 285.169 euros.

La idea del área de Movilidad es crear una malla de aparcamientos disuasorios por la ciudad junto a líneas de transporte público. Para ello, se prevé acondicionar solares abandonados que ya están usando los conductores, así como habilitar otros nuevos. Las ubicaciones ya están elegidas –aunque algunas podrían variar–, y se encuentran en puntos como el barrio de Las Fuentes, la avenida de Navarra, el campus Río Ebro y el de San Francisco, junto al Canal Imperial y en Los Enlaces, entre otros. En total sumarán más de 1.200 plazas.

Hay que recordar que Zaragoza ya cuenta con dos aparcamientos creados específicamente para disuadir a los conductores de acceder al centro. Los creó el entonces gobierno socialista de Juan Alberto Belloch como parte de la puesta en marcha de la línea del tranvía, pero siempre estuvieron lastrados por su escaso uso, entre otros motivos, por ser de pago. Por ello, el Consistorio ha decidido que los nuevos párquines sean gratuitos, aunque esa ventaja abra la puerta a su uso por parte de los vecinos de la zona y, por tanto, pueda limitar su eficacia.

En cualquier caso, la apuesta más novedosa de esta iniciativa es la instalación de puntos de recargar para vehículos eléctricos gracias a placas fotovoltaicas. El Plan de Movilidad del anterior gobierno de ZEC ya contemplaba una futura red de aparcamientos disuasorios que ahora la coalición PP-Cs ha concretado e impulsado con la redacción del proyecto del primer estacionamiento.

Energía limpia

«La presencia de vehículos eléctricos en Zaragoza todavía no es significativa por la carencia de puntos de recarga», señala la memoria del proyecto. De ahí que el actual equipo de gobierno, que «tiene como objetivo mejorar la calidad medioambiental», quiera incrementar estos equipamientos.

Además, «la recarga debe realizarse en la mayor medida posible a partir de fuentes de energía renovable para no contribuir al aumento de emisiones de gases de efecto invernadero», explican desde Movilidad. De ahí la apuesta por las placas fotovoltaicas para dar servicio en los nuevos párquines. «Ofrecen gran fiabilidad, larga duración, no requieren apenas de mantenimiento y se instalan con facilidad», detallan.

El Ayuntamiento ha presentado este proyecto al plan de ayudas Moves que impulsa el Gobierno central y que incentiva y financia –hasta el 50% del coste– iniciativas de movilidad sostenible. De momento, PP-Cs ejecutará el primer aparcamiento en el barrio del Arrabal, en concreto, en el cruce entre las calles de Valle de Zuriza y Caminos del Norte. Este espacio, una calle interior sin apenas uso circulatorio, se reconvertirá en un parquin de 616 metros cuadrados con 44 plazas. El Consistorio destaca su ubicación «a una distancia igual o inferior a 500 metros a pie» de siete líneas de bus urbano y de diferentes carriles bici en las inmediaciones.

"La recarga debe hacerse con fuentes de energía renovable para no contribuir al aumento de emisiones de gases de efecto invernadero"

Cuatro proyectos de movilidad al plan Moves

El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado cuatro proyectos de movilidad sostenible al plan Moves, un programa de ayudas para este tipo de iniciativas promovido por el Ministerio para la Transición Ecológica. Las propuestas suman un coste de más de un millón de euros, y el Gobierno central puede llegar a financiar hasta el 50%.

El primero de los aparcamientos disuasorios con placas solares que ha planteado el Consistorio zaragozano, en el barrio del Arrabal, es uno de ellos. Cuesta 285.159 euros, por lo que se aspira a una subvención de 142.585.

También opta al apoyo estatal la prueba piloto para regular el estacionamiento en zonas de carga y descarga a través de una aplicación móvil. Esta iniciativa busca fomentar la rotación entre los repartidores y se pondrá en marcha de forma experimental en 210 plazas de la ciudad.

Además, Zaragoza quiere que el plan Moves asuma parte del coste de la instalación de puntos de recarga para los autobuses urbanos eléctricos. Su presupuesto asciende a 429.645 euros y se ubicarán en las cocheras de Avanza. De igual modo, se busca apoyo para pacificar el tráfico de las calles interiores de la céntrica pastilla delimitada por Independencia, Coso, César Augusto y paseo de Pamplona. Se prevé ensanchar aceras y elevar a su cota las calzadas.

Etiquetas
Comentarios