Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

El vandalismo se ceba con la carpa que acoge los actos navideños de Miralbueno

Las lonas de la estructura que tenía que albergar todos los actos festivos de las navidades aparecieron rajadas hace unos días, y algunos eventos han tenido que trasladarse al pabellón.

Las lonas de la estructura que tenía que albergar todos los actos festivos de las navidades aparecieron rajadas
Las lonas de la estructura que tenía que albergar todos los actos festivos de las navidades aparecieron rajadas
Heraldo.es

Aunque la navidad es sinónimo de paz y convivencia, hay quienes no dejan pasar la oportunidad de dejar su impronta en el mobiliario o los elementos públicos. Hace unos días, el objetivo de los vándalos fue la carpa instalada en el Camino del Pilón del zaragozano barrio Miralbueno, en la que se había programado la celebración de todos los actos navideños.

Las lonas de la carpa aparecieron totalmente rajadas, lo que obligó a la Comisión de Fiestas del barrio a cambiar sus planes. “Nos encontramos la carpa rajada el día 23, y el día 25 le habían hecho un par de rajas más. Todavía no se sabe quién ha sido, pero fue por la noche”, explican desde la Comisión. Junto con el Centro Cívico y la Junta Municipal, decidieron trasladar la tronca de Navidad del pasado día 24 y la actuación de teatro del 29 al pabellón, situado en la plaza La Rosa. No obstante, tanto la fiesta de Nochevieja como los actos de Reyes, se mantienen en la carpa.

“No sabemos si hacer una reparación rápida o cambiar las lonas, pero de una manera u otra se arreglará”, aseguran. Es la primera vez que la carpa sufre un acto vandálico, y los organizadores no entienden cómo hay gente que se dedica a provocar daños de este tipo, ya que perjudican a la totalidad de los vecinos. “Da rabia, porque preparamos todo con mucha ilusión para sacar las cosas adelante y es un fastidio”, señalan.

Con todo, los organizadores no han querido que este episodio estropee las fiestas, por eso han decidido mantener en la carpa la fiesta prevista para esta noche, en la que habrá discomóvil a partir de la una de la madrugada. Se espera que cerca de 400 personas den la bienvenida al nuevo año en este espacio, que normalmente se ubica en un descampado a las afueras. Sin embargo, por motivos de accesibilidad, este año se ha colocado en una de las calles principales del barrio. “La Cabalgata de Reyes no se puede hacer en el descampado porque es un acto al que va mucha gente mayor y el terreno es muy irregular”, argumentan.

Son conscientes de que la carpa puede generar malestar entre quienes viven cerca de ella, pero piden a los residentes que sean comprensivos. “Desde la comisión nos hacemos cargo de que pueda molestar a los vecinos de las casas cercanas, pero son solo un par de días al año y les rogamos que tengan paciencia”, afirman.

A la espera del nuevo pabellón

Los actos que se programan en la carpa son los que, hasta hace unos años, se venían haciendo en el pabellón. Sin embargo, los vecinos ya no pueden contar con estas instalaciones, ya que el polideportivo no cumple con las normativas actuales de seguridad.

Se trata de una nave de uralita financiada gracias a las contribuciones de los propios vecinos del barrio en la que, en estos momentos, tan solo se pueden celebrar actos puntuales y poco multitudinarios. Los motivos son varios: sus puertas son demasiado estrechas, y en caso de que se produjera algún incidente podrían generarse tapones; los baños no son accesibles, ya que tienen escaleras; carece de climatización y tampoco tiene camerinos ni tornos de control de aforo.

Aunque esta situación tiene lo días contados. Los presupuestos del Ayuntamiento incluyen un programa plurianual que prevéuna partida de 125.000 euros para 2020 y otra de un millón para 2021 destinadas a la adecuación del pabellón. “Tenemos bastante esperanza de que con el nuevo gobierno se lleve a cabo, porque somos un barrio de 15.000 vecinos y el pabellón, a día de hoy, tiene un aforo para 300 personas”, comentan desde la comisión.

“Es una noticia positiva”, considera Ricardo Berenguer, presidente de la Asociación de Vecinos San Lamberto de Miralbueno. Con todo, Berenguer reconoce que existe “cierta preocupación por si la obra empieza pero después se queda parada”, y que es posible que las dimensiones del pabellón reformado “no cumplan ni de lejos las expectativas del Distrito”. 

Etiquetas
Comentarios