Zaragoza

ARAGÓN EN FIESTAS

Un desfile muy reivindicativo toma Miralbueno

Los vecinos del barrio aprovechan las tradicionales comparsas para reclamar la reforma de su pabellón.

Miralbueno presentaba ayer un aspecto festivo desde la entrada al barrio. Numerosos vecinos acudían desde distintos puntos hacia la plaza de la Rosa para participar en el tradicional desfile de comparsas. Ese fue el lugar elegido para que alrededor de las 18.15 se reunieran todos los que iban a iniciar el camino. Como el día salió bastante caluroso, se refugiaron en la sombra a ultimar los detalles sus disfraces y refrescarse antes de desfilar al sol durante un largo rato. A pesar de repetir el desfile de comparsas año tras año, en esta ocasión algo era distinto. No se habían elegido los habituales personajes de la cultura popular sino que la temática era reivindicativa. El objetivo era reclamar la reforma del pabellón de Miralbueno.

«Nos lo prometieron y no nos lo han dado y queremos llamar la atención de los políticos», señaló Sergio Pablo de la comisión taurina. Por ello, este año tomaron parte en el desfile trabajadores de la construcción y distintos elementos de obra. Así, unos optaron por ir de pintores, otras se volvieron conos por un rato y entre los más originales hubo unas pequeñas grúas muy bien trabajadas. No fueron los únicos elementos llamativos, ya que también hubo obreros que no levantaban dos palmos del suelo, semáforos o largas líneas métricas. Todos llevaban en sus manos carteles con mensajes reclamando la prometida reforma del pabellón e incluso alguno interpelaba directamente al alcalde Azcón.

Como la celebración fue con un poco de retraso, los participantes optaron por mojarse unos a otros, incluso a los que no querían ser empapados y protestaron cuando ya no había remedio y estaban todo chipiados. Finalmente, eran las 18.43 cuando empezó el desfile y todos los vecinos se pusieron en marcha para recorrer las calles de Miralbueno y que su mensaje se oyera a lo largo de todo el barrio zaragozano. El recorrido estuvo amenizado por la música de la charanga que hizo bailar a los participantes.

A continuación, se produjo la lectura del pregón desde el balcón de la junta vecinal. Este año, el honor recayó en el centro de tiempo libre Birabolas. Una vez terminado, la juerga estalló con una fiesta de espuma. Para terminar el día, los más marchosos pudieron bailar hasta que el cuerpo les aguantara con la verbena y la discomóvil que se prolongaron hasta la madrugada. Las fiestas solo acaban de empezar y hasta el próximo domingo hay actos para todos los gustos. En el día de hoy destacan el pasacalles con la charanga y los cabezudos. Para los amantes de los festejos taurinos se producirá la primera suelta de vaquillas para que los mozos del pueblo corran delante de ellas y lo den todo por las fiestas.

Etiquetas
Comentarios