Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El padre que sustrajo a su hijo y se lo llevó a Huelva no irá a prisión pero no lo podrá ver en 3 años

Tras un acuerdo entre las acusaciones y la defensa, la juez le aplica la atenuante de obcecación al entender que actuó movido por su deseo de pasar más tiempo con el niño. 

El padre que huyó de Zaragoza con su hijo de ocho años fue detenido en Huelva
El padre que huyó de Zaragoza con su hijo de ocho años fue detenido en Huelva

Javier A. L., el zaragozano que el pasado mayo incumplió el régimen de visitas que le obligaba a entregar a su hijo en un punto de encuentro, se lo llevó a Huelva y estuvo con él en paradero desconocido durante once días, ha sido condenado a dos años de cárcel. 

La sentencia, que fue dictada in voce tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular, establece que el acusado cometió un delito de sustracción de menores pero que lo hizo en un "estado pasional de cierta obnubilación debido a su deseo de pasar más tiempo con su hijo".

Esta circunstancia es la que ha servido para atenuar la pena de manera "muy cualificada" y, de esta forma, imponer una condena de dos años de cárcel, lo que le librará de entrar en prisión, tras haberse pactado en el juicio la suspensión de la pena. 

La sentencia, no obstante, le priva de la posibilidad de tener una relación normal con su hijo, pues el fallo judicial fija una pena accesoria de inhabilitación para ejercer la patria potestad (en Aragón, autoridad familiar) y le prohíbe comunicarse o aproximarse al menor durante tres años. Además, le obliga a cumplir ocho meses de trabajo en beneficio de la comunidad y no podrá delinquir en el plazo de tres años.

La juez declaró probado que, desde marzo, la custodia del niño, de 9 años, la tenía su madre y el padre tenía un régimen de visitas de fines de semanas alternos y debía recogerlo en un punto de encuentro. 

El fin de semana del 5 y 6 de mayo estuvo con el pequeño porque le tocaba pero no lo devolvió. Ese domingo, sin avisar a la madre ni decirle dónde estaba, se marchó con el niño a Huelva (donde residen varios familiares y amigos) y estuvo con él allí hasta el 18 de mayo, cuando fue detenido por la Policía.

El arresto fue llevado a cabo por agentes del Grupo de Menores de Zaragoza, de la Unidad de Familia y Mujer y de la Unidad de Delincuencia Especial y Violenta, que se desplazaron a la ciudad andaluza tras una intensa investigación abierta por la denuncia que interpuso su expareja al no tener noticia alguna de su hijo.

Junto a Javier A. fueron juzgados dos de sus hermanos y un amigo, que han sido absueltos al retirarse la acusación contra ellos al no quedar acreditado que supieran que el encausado tuviera al niño en su compañía de forma indebida.

La Fiscalía pedía inicialmente una condena de dos años y nueve meses de cárcel y seis de privación de la autoridad familiar, pena que la acusación particular en nombre de la madre elevaba a cuatro años de prisión y siete de retirada. 

La pena solicitada para los familiares como cooperadores necesarios también era elevada, pero tras el acuerdo con las defensas, entre ellas la ejercida por la letrada Soraya Laborda, han sido eximidos de responsabilidad.

Javier A. fue absuelto de una acusación de vejaciones y otra de quebrantamiento de medida, fruto de sendas denuncias de su expareja. 

Etiquetas
Comentarios