Despliega el menú
Zaragoza

Abogado. Expresidente de la ONCE y de Telecinco

Miguel Durán: "Si Rivera hubiera pactado con Sánchez se habría entendido"

El expresidente de la ONCE y de Telecinco, de 64 años, ha vuelto a ser abogado tras dos intentos frustrados como político. Escribió sus memorias.

Miguel Durán,en su despacho en Zaragoza.
Miguel Durán,en su despacho en Zaragoza.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Extremeño, emigrante en Cataluña y se hizo famoso en Madrid. Ahora llega a Zaragoza.

He tenido una vida bastante ajetreada. No he viajado tanto como el baúl de la Piquer, pero casi. He conocido 37 países. La situación catalana es peliaguda y preocupante, pero nuestro despacho, Durán & Durán, tiene un proyecto de expansión territorial. Estamos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y, ahora, en Zaragoza, donde inauguramos tras una operación en la que me hicieron dos ‘bypass’. El que aprueba en esta ciudad saca sobresaliente en el resto del país. Mi secretaria y mi asistente son maños y soy devoto de la Virgen del Pilar.

Sus ‘Memorias de un ciego que se impuso a las adversidades’ parecen la historia de un Ciudadano Kane para los invidentes.

Mis adversarios quisieron convertirme en un émulo de Ciudadano Kane, pero no quería ser como ese personaje de película. La ONCE tenía mucho poder económico y mucha relevancia, por eso buscamos su entrada en el mundo mediático. Así difundíamos mejor nuestro mensaje en la radio, Onda Cero, para que los ciegos tuvieran otra alternativa. Entramos en Telecinco porque se abrió la veda y consideramos que era un excelente negocio. Retransmitir el sorteo del cupón aumentó las ventas. Al principio Carmen Sevilla se confundía, pero luego se convirtió en un símbolo. La ONCE ganó 10.000 millones de pesetas (60 millones de euros). Fundamos Servimedia y resiste más que Pedro Sánchez.

También perdió batallas, como con el diario ‘El Independiente’.

Cayó porque metimos miedo sin querer y porque en Madrid había, en ese momento, ocho cabeceras generalistas compitiendo. No estuvo bien gestionado, pero asumí el error como el entrenador de un equipo de fútbol.

¿Puso a los ciegos ‘en su sitio’ por sus relaciones con los políticos?

Pusimos a los ciegos en un mejor sitio que el que tuvimos en el pasado, pero sin desdoro de mis antecesores. Transformamos la ONCE a partir de la base que se creó con el cupón entre los años cuarenta y sesenta. Alfonso Guerra nos respetó y tuve una relación fluida con Manuel Chaves cuando fue ministro de Trabajo.

Los metió en la Seguridad Social.

Lo peleé mucho, pero pagamos 64.000 millones de pesetas al Estado por esa integración. Sin ella, los ciegos tendrían una pensión miserable y ahora son muy generosas. Estoy muy satisfecho de esa época, salvo de las envidias que hubo dentro por mi excesiva notoriedad pública.

¿Y por eso dimitió en la ONCE?

Sí y además porque estaban construyendo un modelo en el que yo no creía para defender la ONCE. Empezó el asedio, pero antes de que se produjera una guerra civil di un paso al lado y volví a ganarme la vida con mi profesión de abogado.

Regresó a Cataluña y el aragonés Josep Antoni Duran i Lleida le ofreció entrar en política...

Sí, tenía buena relación con Duran y Sánchez Llibre. Querían que fuera la pata que equilibrara los excesos nacionalistas de su grupo. Cuando dejé Telecinco me dijo que no tenía excusas y entré, pero al final se congeló cuando salió mi imputación por el juez Garzón, que luego se archivó. Baltasar Garzón le hizo mucho daño a este país.

En 2009 se presentó a las elecciones europeas, con el partido Libertas, en coalición con Ciudadanos; ahora Albert Rivera se ha esfumado.

Rivera me propuso presentarme a las europeas. Acepté porque me va la marcha. Rivera era un animal político y jugó la baza de Libertas como revulsivo, aunque fue un fracaso. La contradicción es que el éxito de abril de este año le ha llevado al fracaso. Creó un partido muy presidencialista y le faltó crítica alrededor. Si hubiera aceptado pactar con Sánchez en lugar de encastillarse, los españoles habríamos entendido un gobierno de coalición.

Etiquetas
Comentarios