Despliega el menú
Zaragoza

Vuelve el Black Friday, el gran mercado de las oportunidades

Esta cita con los descuentos cada vez llega antes, como el turrón, y los consumidores aprovechan sobre todo para adquirir productos tecnológicos, pero también regalos navideños e incluso hacer la compra más barata

ARAGON BLACK FRIDAY / 23-11-2018 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Oferta de rebajas en las tiendas del centro de Zaragoza durante el 'Black Friday' del año pasado.
ARANZAZU NAVARRO

El calendario dice que estamos en noviembre, un mes que mucha gente asocia sobre todo a cementerios y recuerdos a los difuntos mientras que otros piensan enseguida en calabazas, disfraces tétricos, trucos, tratos y compras. Muchas compras. En noviembre, una vez guardados en el armario los trajes de brujas, momias y muertos vivientes, toca centrarse en el Black Friday, que este año se celebrará el próximo día 29 y es la gran cita comercial del año. Con permiso de la Navidad, aunque ya vayan de la mano.

El Black Friday, o Viernes Negro, es una tradición importada de Estados Unidos que comenzó a celebrarse en España hace menos de una década, sobre todo en el comercio 'online'. Los españoles sucumbimos a las ofertas que llegaban desde tiendas virtuales, primero, y desde grandes plataformas, después. Desde entonces ha crecido sin parar, y en su expansión ha atraído irremediablemente al pequeño comercio y a las grandes superficies, que se suman a esta fiebre consumista para no quedarse atrás y aprovechar el tirón de una época del año en la que se mueve mucho dinero por la cercanía de la Navidad. Según datos de la Asociación Española de Economía Digital, en 2018 se movieron 1.560 millones de euros en compras a través de internet, un 10% más que el año anterior.

Lo que es cierto es que el Black Friday es una estrategia de venta que ha llegado para quedarse, y por ello es inútil “luchar contra los elementos”. “La clave es adaptarse, porque el consumidor manda”, explica José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS). A su juicio, “el cliente está acostumbrado a comprar en un periodo de oportunidad, como son las rebajas o las promociones, y el Black Friday también lo es”, con lo que, razona, sería absurdo ir en contra de un acontecimiento comercial tan potente como este.

Un mes consumista

En cualquier caso, lo que por definición debería ser un día de compras más o menos alocadas pasó a ser un fin de semana largo y, después, varios días que al final se han convertido en un mes de frenesí consumista. Y si en un supermercado de barrio se pueden comprar turrones casi todo el año, y ya ocupan un puesto destacado en los estantes desde finales de septiembre; y si las luces de Navidad cuelgan ya, aunque sean apagadas, en calles y farolas de todos los municipios, cuándo iniciar el reclamo para el Black Friday corre a cargo del establecimiento correspondiente. “Como es una estrategia de venta, cada año empiezan antes, y cada vez hay más propaganda en las tiendas”, explica Pueyo.  

Durante el Black Friday suelen triunfar los productos de tecnología, aunque el desembarco hace unos años del Cyber Monday, que este años se celebrará el 2 de diciembre y es la cita tecnológica por excelencia, ha restado un poco de protagonismo a este tipo de artículos. Aunque solo un poco, porque, por ejemplo, los artículos más vendidos en Amazon durante 2018 fueron el Echo Dot, el Fire TV Stick, la pulsera Xiaomi Mi Band 3 y el ordenador portátil Lenovo Ideapad 330-15lKB. 

Pero no solo de 'gadgets' vive el consumidor, que aprovecha para comprar efectos personales como ropa, calzado o complementos con descuentos interesantes, renueva el mobiliario o la decoración de la casa, contrata servicios como viajes o incluso reformas en el hogar y, sobre todo, hace acopio de los regalos para la Navidad y los Reyes Magos. O simplemente hace una lista de la compra básica, porque entre los artículos más vendidos en estas fechas del año pasado en la gran plataforma comercial 'online' también figuran productos tan inesperados como comida, cervezas o papel higiénico.

Pueyo recuerda que este año, en torno a medio millar de establecimientos de Zaragoza repetirán la Semana del Comercio, una iniciativa puesta en marcha el año pasado en la que a las promociones interesantes se añadían los sorteos. Pese a que no tuvo tanta repercusión como el Black Friday, la experiencia fue buena y quizá exportable, porque la cita en la capital aragonesa fue pionera en España y, presume el presidente de ECOS, “Zaragoza, a nivel de comercios es un referente en el país”.

Consejos para comprar

Antes de echarse a las calles en busca de la ganga perfecta, existen algunos consejos básicos para afrontar las compras del Black Friday sin caer en la fiebre consumista. Lo primero, elaborar una lista, ya que tener claro lo que se busca ayuda a que sea más fácil centrarse y no caer en las promociones de los productos que la tienda quiere vender.

También es aconsejable apuntar los precios de los productos unos días antes de que empiecen las promociones porque, aunque es ilegal, numerosos comercios suben la cuantía de los artículos unos días antes del Black Friday para que luego el descuento parezca mayor. Esta acción es un engaño para el consumidor que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) detecta cada año.

Lo tercero de la lista es comparar los precios entre un establecimiento y otro, da igual que sean físicos o a través de internet. Un gran descuento en un pequeño comercio puede no serlo en una gran superficie y ni siquiera existir en una tienda 'online'.

El cuarto consejo es fundamental: fijar un presupuesto límite. Para evitar sorpresas desagradables y que el fin de mes se convierta en una pesadilla más digna de Halloween.

Etiquetas
Comentarios