Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Niega que abusara de 8 niños del equipo de fútbol alevín al que entrenaba en Zaragoza

La Audiencia Provincial juzga a un entrenador del Club Natación Helios para el que la Fiscalía pide una pena de 8 años de prisión.

El acusado, de espaldas, momentos antes del comienzo del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, de espaldas, momentos antes del comienzo del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La Audiencia Provincial sentó este martes en el banquillo a Antonio M.R., un entrenador de fútbol zaragozano para el que la Fiscal pide ocho años de cárcel por los presuntos abusos sexuales a los que sometió a ocho chavales de un equipo alevín del Club Natación Helios. Los hechos fueron denunciados ante la Policía Nacional por los propios responsables del centro deportivo cuando los padres de los menores –de entre 10 y 11 años– les hablaron de un episodio de tocamientos ocurrido en los vestuarios que a los chicos les pareció anormal.

Dado el delito y la edad de las víctimas, la acusación particular solicitó al tribunal que el juicio se celebrara a puerta cerrada, por lo que resultó imposible escuchar la declaración del encausado, de 41 años. Sin embargo, fuentes consultadas por HERALDO aseguraron que este volvió a negar los abusos y trató de justificar lo ocurrido.

Los hechos por los que se acusa al entrenador, que solo llevaba mes y medio en el club, se produjeron el pasado 1 de febrero. Según explicaron en su día los menores, aquel día el acusado les pidió que entraran de uno en uno al vestuario para hacerles un reconocimiento físico. Al parecer, Antonio M. R. les había comentado que era fisioterapeuta y quería hacer un fichero para el año siguiente. Pero a los niños les resultó sospechosa la actitud del hombre, que llegó a pedir a dos que se bajaran los pantalones y calzoncillos para examinarles.

Durante la fase de instrucción, el investigado reconoció que «había metido la pata al meter a los chicos a solas en el vestuario», pero insistió en que no hubo abuso de ningún tipo. El juicio concluirá la semana que viene, cuando declaren dos de las supuestas víctimas. La Fiscalía tendrá que anunciar entonces si mantiene la petición de ocho años de prisión o modifica sus conclusiones iniciales. La defensa solicita la absolución.

Etiquetas
Comentarios