Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Lanza recusa por sus tuits a una psicóloga a 12 días del juicio del crimen de los tirantes

El acusado tilda de «inquisitoria y hostil» la forma en que lo entrevistó la funcionaria en la cárcel. Su abogado considera "escandaloso" el posicionamiento de esta a través de la red social Twitter, pero la Fiscalía y el resto de acusaciones defienden la profesionalidad de la perito.

El abogado de la defensa, Endika Zulueta, en el centro, el día de la reconstrucción del crimen de los tirantes.
El abogado de la defensa, Endika Zulueta, en el centro, el día de la reconstrucción del crimen de los tirantes.
Oliver Duch

La Audiencia de Zaragoza tiene previsto iniciar el próximo 4 de noviembre el juicio con jurado por el llamado crimen de los tirantes, del que fue víctima Víctor Laínez (55 años) el 8 de diciembre de 2017 y por el que se detuvo como presunto autor al antisistema Rodrigo Lanza Huidobro (36). Sin embargo, la defensa podría conseguir retrasarlo si prospera alguna de las dos recusaciones que ha presentado in extremis: la primera, contra las cuatro especialistas del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) que entrevistaron al procesado para hacerle una pericial psicológica; y la segunda, contra varios de los candidatos preseleccionados para configurar el tribunal popular.

El magistrado que presidirá el Jurado, José Ruiz Ramo, convocó ayer una vista para escuchar a las partes y decidir si procede o no la recusación de las funcionarias. En ella estuvo presente el presunto homicida, en prisión provisional desde que ocurrieron los hechos y que fue el primero en tomar la palabra para cuestionar la imparcialidad de las cuatro profesionales con las que se entrevistó. Sobre todo, la de la psicóloga Cristina Andreu, a la que reprochó su actitud «hostil» y el tono «sarcástico» de sus comentarios.

«La primera media hora de la entrevista con ella fue normal, con las típicas preguntas estándar. Pero luego me pidió el relato de los hechos, interrumpiéndome a cada momento y haciendo comentarios que demostraban que no se creía nada de lo que decía», explicó el acusado. «Llegó a intentar hacerme creer que el cuchillo que yo vi era papel de aluminio con el que se envuelven los bocadillos», continuó Lanza. Según el encausado, la psicóloga le hacía preguntas y «después se contestaba ella sola». «Tú eres muy listo y has venido muy preparado, quieres que desaparezca el componente político de este asunto para que se reduzca la pena de cárcel», aseguró Lanza que le recriminó la perito.

«Tú eres muy listo y has venido muy preparado, quieres que desaparezca el componente político de este asunto para que se reduzca la pena»

El abogado de la defensa, Endika Zulueta, fue más allá en su informe final al calificar de «escandaloso» que la psicóloga recusada utilizara su cuenta de Twitter para redifundir mensajes supuestamente relacionados con el caso. «Retuiteó un artículo sobre la detención de este señor y también un artículo de opinión que se alineaba con las tesis de Vox», dijo. Reprochó, igualmente, que la profesional quisiera hacer de «juez» en vez de «psicóloga».

Sus argumentos fueron rechazados tanto por la Fiscalía, como por la acusación particular, a cargo de Juan Carlos Macarrón, la popular, que ejerce el abogado y diputado autonómico de Vox David Arranz y el letrado de la Comunidad Autónoma, José Luis Gay. Alegaron que los argumentos de la defensa son «subjetivos» y que los métodos de las psicólogas a la hora de hacer sus informes son los «habituales» y «nada cuestionables». Afearon a Zulueta que no citara como testigos a los dos policías que presenciaron la entrevista (criticó que estos estuvieran presentes y se la hicieran esposado). En cuanto a los tuits, resaltaron que la Constitución ampara la «libertad de expresión» e «ideológica» y calificaron el recurso de «maniobra dilatoria». 

Sin rastas y con nuevo 'look'

La vista celebrada ayer en la Audiencia con motivo de la recusación de las psicólogas que examinaron al acusado por el crimen de los tirantes permitió ver a un Rodrigo Lanza hasta ahora desconocido. Las rastas que luce el procesado en todos los vídeos y fotos publicados en internet se han convertido en un mero recuerdo, como lo han hecho los numerosos ‘piercing’ que llevaba en los labios o la dilatación que tenía en una oreja.

El cambio radical de aspecto del acusado afecta también a su vestuario, ahora bastante más clásico. A la comparecencia de ayer –en la que no se permitió captar imágenes– acudió con botines, pantalón de tela y cortavientos, un ‘look’ que en nada se asemeja al anterior, con pañuelos palestinos y prendas alternativas. Cierto es que son muchos los encausados que a la hora de tener que sentarse en un banquillo –como lo hará Lanza en unos días– optan por ofrecer una imagen distinta

Etiquetas
Comentarios