Zaragoza

zaragoza

Torre Village confía en solucionar su situación para abrir en primavera de 2020

Espera que el cambio del PGOU que plantea Urbanismo le permita regularizarse.

Torre Village confía en abrir sus puertas en primavera de 2020. A pesar de que su situación urbanística y jurídica es complicada, los responsables del ‘outlet’ que se levanta en la carretera de Logroño esperan poder estrenarlo en menos de un año. Pese a los reveses judiciales, los trabajos de urbanización y construcción no se han detenido y desde el centro comercial aseguran que el recinto estará listo para la nueva fecha marcada en el calendario. Para ello, confían en la rápida tramitación de la modificación aislada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que el Ayuntamiento va a lanzar el lunes.

La última fecha de estreno conocida para el ‘outlet’ de Pikolin era otoño de este año. Sin embargo, los plazos se han ido dilatando conforme han ido surgiendo las dudas. El principal escollo en este tiempo han sido las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) en las que se declaraba «nulo de pleno derecho» el plan especial de este desarrollo comercial.

Para intentar dar acomodo dentro del PGOU al ‘outlet’, la gerencia de Urbanismo votará el próximo lunes una modificación por la cual el suelo pasará de ser zona H a zona F. En principio, el gobierno PP-Ciudadanos, que impulsa esta tramitación, no tendrá problemas para sacarla adelante, teniendo en cuenta que el pasado mes de julio recibieron el apoyo del PSOE y de Vox para votar a favor del pronunciamiento que pidió la propiedad del ‘outlet’ sobre la posibilidad de modificar el PGOU.

El lunes, por tanto, se votará en comisión la aprobación inicial de ese cambio de planeamiento, que después deberá pasar por pleno y, más tarde, recibir el visto bueno definitivo del Ayuntamiento. Si esta tramitación es rápida, los promotores (la compañía Iberebro, empresa patrimonial de la familia Soláns) confían en poder tener todos los permisos a tiempo de la inauguración de la próxima primavera.

Según apuntaron desde Iberebro, las obras de urbanización están terminadas, mientras que la construcción de los edificios está también prácticamente finalizada. De hecho, la silueta de los mismos es perfectamente visible desde el exterior. En estos momentos, ya se trabaja en las instalaciones interiores de los locales en los que se asentarán las tiendas y las zonas de ocio de Torre Village.

Para poder tramitar esta modificación del Plan General de Ordenación Urbana los propietarios han tenido que presentar al Ayuntamiento un nuevo proyecto. Sin embargo, fuentes de Iberebro señalan –y desde el Ayuntamiento confirman– que estos cambios se han limitado a adecuar la situación jurídica y urbanística a las exigencias de las sentencias del TSJA. En cuanto al proyecto en sí, continúa la idea de un centro comercial abierto con tiendas de ‘outlet’, con 66.000 metros cuadrados entre la zona de ‘outlet’, la de restauración, la de medianas superficies y el aparcamiento.

Averly vuelve a la gerencia

Por otro lado, fuentes de Urbanismo confirmaron que en la reunión de la gerencia del próximo lunes también se tramitará el convenio urbanístico que el gobierno municipal firmó con la empresa Brial, propietaria de Averly, para desatascar el proyecto con la venta de una pequeña parcela de 300 metros cuadrados propiedad municipal. El pasado mes de julio se tuvo que retirar del orden del día por una cuestión procedimental.

Etiquetas
Comentarios