Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El mal estado del firme de Movera centra las quejas de sus vecinos

Pese a que las obras de mejora de la carretera que une Movera con Pastriz se retomarán en los próximos días, los residentes reclaman la renovación de la travesía a su paso por el centro del barrio.

Estado de las aceras en Movera
Estado de las aceras en Movera
AVV Los Hondos del Tejar

Hace tan solo unos días, los vecinos de Pastriz conocieron que muy pronto las máquinas volverán a trabajar en la carretera CV-314, que une el barrio rural de Movera con el municipio zaragozano. Tras un parón de más de seis meses, los trabajos de mejora se retomarán con el objetivo de que estén terminados a finales de año.

La actuación, que comenzó en julio del año pasado la mano de la Diputación Provincial de Zaragoza, prevé el ensanchamiento de la vía, a la que también se dotará de arcenes. Unas obras con las que se da cumplimiento a una de las reivindicaciones más antiguas de los vecinos de Pastriz, pero que no resultan suficientes para los de Movera, que reclaman el arreglo de la travesía a su paso por el centro del vecindario. Y es que, el arreglo de la CV-314 afecta a los 2,7 kilómetros que discurren entre el centro deportivo de Movera, ya al final del barrio, y la entrada al casco urbano de Pastriz.

Se ha reclamado por parte de muchos vecinos, porque hay muchos baches y se hacen agujeros en los aparcamientos”, explica Soledad Hernández, presidenta de la Asociación de Vecinos Los Hondos del Tejar. Tampoco están en buen estado algunas aceras del barrio, que en calles como la que da nombre a la asociación “se están cayendo”.

Además, reclaman un mayor mantenimiento de las señales viales, pues ya se han dado casos de señales que se caen y permanecen varios días en el suelo sin que nadie se las lleve. De hecho, el último incidente de este tipo se produjo hace tan solo un par de semanas, cuando cayó una señal que avisaba de la presencia de un paso de cebra elevado a la altura del número 290 de la avenida de Movera. Precisamente, la asociación había alertado hace exactamente un año de su deterioro. “Llamamos al Ayuntamiento y nos dijeron que era competencia de la DPZ. El uno por el otro y las señales en el suelo”, comenta Hernández, que dio aviso al 010 y a la Junta Vecinal para que retiraran la señal derribada. “Si esto ocurriera en la plaza de España, lo solventarían en dos días. Es una dejadez”, lamentan desde el colectivo vecinal.

Los vecinos se quejan de que las señales se caen y pasan días sin que nadie las arregle.
Los vecinos se quejan de que las señales se caen y pasan días sin que nadie las arregle.
AVV Los Hondos del Tejar

Donde sí que se actuó hace aproximadamente un año y medio con cierta urgencia fue en la parada de autobús situada junto a La Virreina, ya que “estaba que se hundía”. No obstante, la asociación cree que la única solución para acabar con los desperfectos es una actuación integral. “Aunque se vayan haciendo cosas, se necesita la acometida del arreglo de toda la carretera, así como un mantenimiento continuo”.

Más de un año y medio promoviendo la cultura

La Asociación de Vecinos Los Hondos del Tejar de Movera lleva un año y ocho meses recogiendo las reivindicaciones de los residentes y promoviendo actividades culturales de diversa índole en el barrio.

En estos momentos, además del arreglo de la avenida de Movera, la asociación reivindica la adecuación del espacio que hay frente a la Junta Vecinal y la Casa de la Juventud, que ahora hace las veces de aparcamiento. “Solicitamos, tras las peticiones de muchos vecinos, que se urbanice. Es una explanada que en verano se llena de polvo y que cuando llueve se convierte en una laguna de barro, y está en el centro del barrio”, señala Hernández.

Además, continúan con la campaña de concienciación dirigida a los dueños de los perros que iniciaron el pasado mes de octubre para mantener el barrio limpio de excrementos y favorecer la convivencia entre vecinos y mascotas, al estilo de la que se puso en marcha en otras zonas de Zaragoza bajo el nombre ‘Verde que te quiero verde. No marrón’. “Es una batalla continua”, apunta.

En cuanto a las actividades culturales organizadas por la asociación, del 9 al 21 de septiembre hay prevista una exposición en el espacio de arte La Caja Roja. Por último, el colectivo tiene la intención de volver a convocar un nuevo concurso de dibujo y pintura, en vista del buen resultado que obtuvo el anterior, celebrado en mayo y dirigido a los más pequeños del barrio. “Lo extendimos a alumnos del colegio Juan Pablo Bonet y la zona de Santa Isabel y tuvo muy buena acogida”, concluye Hernández.

Etiquetas
Comentarios