Zaragoza

infraestructuras

Vuelven las obras a la carretera de Pastriz tras un parón de más de seis meses

Los trabajos de mejora de la CV-314 que une Movera con Pastriz se detuvieron el pasado 5 de febrero debido a una modificación del proyecto inicial para el acondicionamiento de este tramo de 2,7 kilómetros.

La carretera de Pastriz
La carretera de Pastriz
P. Z.

Las obras en el tramo de 2,7 kilómetros que conecta el barrio de Movera con la localidad de Pastriz llevan paralizadas más de medio año. En un principio se estimó que el acondicionamiento de esta vía estaría listo a finales del pasado año pero se ha ido retrasando durante meses aunque, por fin, podría estar terminado antes de 2020. Los trabajos de mejora de la carretera provincial CV-314 comenzaron en julio de 2018, tras unos meses de retraso sobre la fecha prevista inicialmente -principios de 2018-. Desde entonces, las obras habían discurrido a buen ritmo hasta que el pasado 5 de febrero quedaron paralizadas. Según explicaron entonces fuentes de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), era necesario realizar “una modificación del proyecto para atender una recomendación de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ante las riadas que afectan a esta vía, y que no estaba contemplada en el plan inicial”.

Este cambio planteaba la instalación de cuatro marcos de hormigón para dejar pasar sin problema el agua por debajo de la carretera y evitar así que quede cortada, como hasta ahora sucedía durante las crecidas del Ebro. El objetivo de la DPZ era retomar las obras el 5 de mayo pero diversos trámites -y las elecciones de por medio- retrasaron nuevamente el comienzo de los trabajos. Durante este parón, los vecinos de Pastriz se han mostrado preocupados ante la incertidumbre de saber qué estaba ocurriendo en la carretera al no ver avance en las obras ni personal trabajando en ellas.

Finalmente, el pasado 29 de julio, la Diputación Provincial de Zaragoza aprobó el proyecto modificado del contrato de obras de acondicionamiento de la CV-314 de Movera a Pastriz, levantando así la suspensión de la ejecución de las obras paralizadas desde el 5 de febrero y con plazo de tres meses para la finalización de los trabajos.

Mediante esta aprobación se autoriza, asimismo, el gasto de 133.704 euros que supone la ejecución de las obras de acondicionamiento de este tramo, de acuerdo con el proyecto modificado que ha sido redactado por los técnicos provinciales. La Diputación Provincial de Zaragoza sacó a concurso el arreglo de los 2,7 kilómetros que discurren entre el Centro Deportivo Municipal de Movera y la localidad de Pastriz por 1,6 millones, que finalmente fueron adjudicados por 1,4 millones de euros a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Ideconsa y Excavaciones Hermanos De Pablo.

Las obras comenzarán -si no hay más contratiempos- en unos días, ya que desde el Servicio de Recursos Agrarios, Vías e Infraestructuras de la DPZ se ha comunicado que “con motivo de la ejecución de las obras de acondicionamiento de la CV-314 de Movera a Pastriz se va a proceder al corte al tráfico de la misma entre el punto kilométrico 4,950 y el 6,250, del 2 al 15 de septiembre. El acceso a las propiedades particulares situadas en ese tramo se mantendrá en todo momento y se propone el itinerario alternativo en sentido único por el camino de La Puebla, desde Pastriz; y en sentido doble por el de La Alfranca”.

En relación a este afección, el alcalde de Pastriz, José Miguel Ezquerra, ha solicitado a la Diputación de Zaragoza que se modifique el trazado alternativo que conecta Pastriz con La Puebla de Alfindén y Zaragoza considerando que, para vehículos de menos de 3.500 kilos, el trayecto entre Zaragoza y Pastriz se habilite con circulación en doble sentido por el camino municipal que une la localidad pastricera con La Puebla de Alfindén. Asimismo, desde el Ayuntamiento de Pastriz se estima más adecuado que para los vehículos de más de 3.500 kilos, el mismo trayecto se realice a través del camino de La Alfranca, también con circulación en doble sentido.

Una vez finalizado, el tramo acondicionado dispondrá en una primera parte de una anchura de seis metros, además de arcenes de dos metros. En el resto de la vía la calzada tendrá siete metros de anchura con arcenes de un metro y medio. De esta manera, se atenderá una demanda histórica de los vecinos de Pastriz ya que en esta carretera han tenido lugar varios accidentes mortales y, actualmente, soporta un tráfico significativo desde que la localidad duplicó su número de habitantes.

Etiquetas
Comentarios