Zaragoza

zaragoza

La mitad de las obras del convenio de los barrios rurales siguen pendientes dos años después

El Ayuntamiento y la DPZ pactaron prolongar hasta junio de 2021 el plazo para acabar los 39 proyectos aún sin ejecutar.

El cubrimiento de la acequia de Juslibol se está acometiendo por fases gracias al convenio entre la DPZ y el Ayuntamiento.
El cubrimiento de la acequia de Juslibol se está acometiendo por fases gracias al convenio entre la DPZ y el Ayuntamiento.
Aránzazu Navarro

Los barrios rurales deben armarse de paciencia para ver sus proyectos hechos realidad. El Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) firmaron el 15 de marzo de 2017 un plan para invertir 9 millones de euros en las 14 juntas vecinales de la capital aragonesa. La DPZ ponía el dinero y el Consistorio se encargaba de redactar los proyectos, licitarlos, contratarlos y llevar la dirección de las obras. Las 75 actuaciones aprobadas tenían que estar listas para finales de este año pero, ante el retraso acumulado –la mitad aún están sin ejecutar–, ambas instituciones acordaron postergar el final del convenio dos años y medio más, hasta junio de 2021.

A día de hoy hay 36 obras ya ejecutadas. Algunas muy demandadas y que llevaban muchos años en el limbo, como las mejoras en el escarpe de Alfocea (448.368 euros) o la renovación de la avenida de la Constitución de Casetas (1.043.103 euros). También se han remodelado las pistas del colegio de Montañana (40.000 euros), se ha arreglado el parque de la calle Padre Claret de Movera (25.000 euros), se ha renovado el alumbrado público de San Gregorio (50.000 euros) y se ha mejorado el camino del Cascajo de San Juan de Mozarrifar (50.000 euros), entre otras actuaciones finalizadas.

Además de las 36 obras terminadas, hay otras tres que están en periodo de ejecución y otras tres que están adjudicadas, por lo que se espera que todas ellas estén finalizadas próximamente. Por ejemplo, la colocación del césped de hierba artificial en el campo de fútbol de Garrapinillos se va a empezar de forma inminente. Cuatro proyectos más están en fase de licitación, y otros 13 tienen el proyecto redactado, con lo que se espera que puedan salir a concurso en las próximas semanas.

Algo más verdes –con el proyecto aún en fase de redacción– se encuentran algunas obras como la construcción de la marquesina para el colegio de Casetas (40.000 euros), las mejoras de la accesibilidad al escenario del pabellón sociocultural de este mismo barrio (35.000), la construcción de un aula multiusos en el colegio de Movera (130.000), el aula polivalente de Peñaflor (175.000), la climatización de la casa de cultura de este barrio (67.398 euros) y la remodelación de los exteriores del colegio de San Juan de Mozarrifar (60.000), entre otros.

El Ayuntamiento de Zaragoza y la DPZ se van a reunir próximamente para analizar en qué estado se encuentra el convenio. Por la parte municipal, la idea de reforzar el área de contratación podría dar un impulso a la tramitación de algunos de los proyectos. El objetivo es reducir los plazos al máximo para poder empezar a afrontar un nuevo convenio, y que el retraso del actual no afecte además a la tramitación de las futuras obras.

Etiquetas
Comentarios