Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento gestionará los 9 millones que la DPZ va a invertir en los 14 barrios rurales

Las instituciones firmarán mañana un convenio para ejecutar obras hasta el año 2019. También habrá un protocolo para que el vertedero reciba en el futuro los residuos de toda la provincia.

El Ayuntamiento abrirá un proceso participativo para decidir qué obras se acometen en cada barrio rural. Sin embargo, hay dos proyectos que ya tienen asegurados los fondos, por haberse quedado sin ejecutar en el pasado convenio. Se trata de la reforma de la avenida de la Constitución de Casetas, por 1.043.368 euros, y las actuaciones en el escarpe de Alfocea (448.368 euros).
El Ayuntamiento abrirá un proceso participativo para decidir qué obras se acometen en cada barrio rural. Sin embargo, hay dos proyectos que ya tienen asegurados los fondos, por haberse quedado sin ejecutar en el pasado convenio. Se trata de la reforma de
Maite Santonja

El Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) firmarán mañana un nuevo convenio del plan de obras que va a permitir invertir 9 millones de euros en los 14 barrios rurales de la capital aragonesa durante los próximos tres años. Una de las principales novedades es que, a diferencia de los anteriores acuerdos de colaboración, esta vez será el Consistorio el que se encargue redactar, licitar, contratar y llevar la dirección facultativa de los proyectos. La Diputación pone toda la financiación, a razón de tres millones de euros desde este año y hasta 2019.

Para saber en qué obras se traducen estos 9 millones habrá que esperar. Solo es seguro que 1,5 millones se destinarán a los dos proyectos del anterior convenio entre ambas instituciones que no se llegaron a ejecutar: la reforma de la avenida de la Constitución de Casetas y el acondicionamiento del camino del escarpe de Alfocea. Los otros 7,5 millones de euros se decidirán mediante un proceso participativo que abrirá el Ayuntamiento, eso sí, previo informe del Consejo Territorial de Alcaldes de Barrio.

Este órgano municipal se reunió para debatir sobre el convenio, cuya firma se ha demorado varios meses, lo que suscitó la semana pasada las críticas del PP. Entre otros asuntos, se trató la distribución del dinero que ha propuesto el gobierno municipal, que tiene en la población su criterio principal (cuenta un 55%). Así, Casetas disfrutaría de más de 1.374.918 euros (además del millón de la avenida de la Constitución), Garrapinillos tendría 982.231 euros y La Cartuja, 874.882 euros. No obstante, no todos los alcaldes están de acuerdo con estos criterios, por lo que se tendrá que seguir debatiendo.

El convenio deja abierta la posibilidad de, una vez decididos los proyectos, cambiarlos por otros si surgieran "cuestiones técnicas, jurídicas o económicas" que hicieran "imposible o gravemente dificultosa" su ejecución, según recoge el borrador que estos días se han intercambiado estas instituciones. La DPZ aportará 3 millones de euros cada año, siempre antes del 1 de abril de cada ejercicio. En el acuerdo se refleja que los 9 millones son "el límite máximo de aportación" de la DPZ. Si se agota el crédito y quedaran obras por hacer, "no se ejecutarán".

El acuerdo entre ambas instituciones va más allá del convenio del plan de obras. Además, según informaron fuentes cercanas al pacto, se van a firmar tres protocolos de actuación sobre asuntos relacionados con la acogida de animales –el centro que proyecta Zaragoza absorbería al de la DPZ–, los bomberos –el Ayuntamiento no cobraría los servicios que haga fuera de los límites de la ciudad– y los vertederos. Este último es el más relevante, ya que podría suponer que en un futuro el centro de tratamiento de residuos que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene en Torrecilla de Valmadrid acabe recibiendo los residuos que se producen en toda la provincia. Sin embargo, esta medida estaría pendiente de una mayor concreción posterior, sobre todo en materia económica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión