Despliega el menú
Zaragoza

buscan una tortuga mordedora en el ebro

"Hace un año capturé una tortuga muy parecida en el mismo sitio. Si me coge un dedo, me lo arranca"

Un pescador cuenta que atrapó un reptil como el que se busca por la presa de Pina, pero asegura que lo echó a un depósito del que no podía salir. La DGA va a investigar si hay dos animales distintos o si se trata del mismo

El pescador burgolés David Martínez Álvarez, con la tortuga que atrapó hace un año en la presa de Pina.
El pescador burgolés David Martínez Álvarez, con la tortuga que atrapó hace un año en la presa de Pina.
David Martínez Álvarez

El Gobierno de Aragón va a investigar si en el entorno de la presa de Pina hay más de una tortuga mordedora, un animal de aspecto prehistórico que puede superar los 15 kilos de peso y que, además de suponer una seria amenaza para la fauna autóctona, es peligrosa para el hombre por su poderosa mordedura

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha lanzado un aviso por la presencia de un reptil así en ese tramo del Ebro después de tener conocimiento de que hace unos días unos pescadores capturaron un ejemplar y volvieron a devolverlo al río. Sin embargo, tras la publicación de la noticia, un pescador de El Burgo de Ebro se ha puesto en contacto con Heraldo.es para avisar de que hace aproximadamente un año él atrapó una tortuga "muy parecida" también en la presa de PIna.

David Martínez Álvarez, miembro de la sociedad de pescadores La Ribera, explica que, al ver que aquel animal no era propio del Ebro, optó por echarlo "a un antiguo depósito de agua del que no puede haber salido porque es de hormigón y tiene las paredes totalmente verticales". "A no ser que alguien haya sacado la tortuga de donde yo la dejé, no puede ser la misma", insiste.

Martínez recuerda que capturó la tortuga a última hora de la tarde. "La vi cuando estaba pescando, le eché el señuelo y lo mordió", cuenta. "No se lo clavó, pero bastó para que pudiera cogerla... teniendo mucho cuidado, claro".

"La agarré desde la parte de atrás de la tortuga para que no pudiera morderme, pero aún recuerdo el ruido que hacía con la boca: si me coge un dedo, me lo arranca", explica este pescador que ha dado sus datos para que el Gobierno de Aragón pueda ponerse en contacto con él y se aclare si se trata del mismo animal o hay al menos dos.

"Unos cuatro meses después de echarla al depósito me asomé y la vi, pero desde entonces he vuelto alguna otra vez y no he vuelto a verla", señala Martínez, quien calcula que la tortuga que él atrapó pesaba "diez kilos o más".

Fuentes del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad han confirmado a Heraldo.es que los agentes de protección de la naturaleza van a contactar con este pescador burgolés para comprobar si en la presa de Pina hay más de una gran tortuga tipo la mordedora o de si se trata del mismo animal. En este último caso, Martínez insiste en que solo habría dos explicaciones: que alguien haya sacado el reptil del depósito al que él la echó o que haya habido algún malentendido y que la captura y suelta que se produjo "hace unos días" sea en realidad la que realizó el pescador burgolés hace aproximadamente un año. 

Etiquetas
Comentarios