Despliega el menú
Zaragoza

policia NACIONAL

El ‘supercoche’ de la Policía que lee 400 matrículas por minuto ya está aquí

Zaragoza cuenta desde este miércoles con uno de los 12 vehículos que se han repartido por España con las últimas tecnologías.

Cámaras de infrarrojos, micrófono, sistema de identificación automática de DNI y pasaportes, lector portátil de huellas dactilares conectado al Sistema Automático de Identificación Dactilar (SAID), cámaras de grabación interior y exterior, chequeo automático de 400 matrículas por minuto... El ‘supercoche’ de la Policía Nacional está desde este miércoles en Zaragoza y empezará a patrullar en breve por las calles de la ciudad.

Este miércoles fue presentado en sociedad en la plaza del Pilar por la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, y el jefe Superior de Policía, Juan Carlos Hernández. Solo es uno, de momento, ya que de los 150 i-zetas, pues así se llaman, que ha adquirido la Dirección General de la Policía se han repartido hasta ahora una docena y la capital aragonesa ha sido una de las receptoras de este inteligente, flamante e híbrido Toyota Prius.

“Es un vehículo que incorpora las nuevas tecnologías, que funcionará como una comisaría móvil desde la que se podrán hacer distintas gestiones y facilitará las pesquisas y la prevención de delitos", explicó Carmen Sánchez. También servirá para acortar los tiempos de trabajo en trámites que ahora solo se pueden hacer en las comisarías, como la identificación por huellas.

Entre sus características, está el reconocimiento de matrículas, hasta 400 al minuto, algo que va haciendo automáticamente mientras circula. El i-zeta rastrea en marcha las placas de otros coches que circulan junto a él o en sentido contrario, de día o de noche. Una consola central en el interior comprobará con la base de datos si esa matrícula es falsa o si ese coche ha sido robado.

La delegada destacó igualmente la mejora de las condiciones de las personas que van en el vehículo, tanto de los funcionarios como de los detenidos. Estos van situados en el asiento trasero, separado por una mampara y desde el momento en que el arrestado entra en el habitáculo es detectado por un sensor de la puerta que activa una cámara de grabación de imagen y sonido que detecta todo lo que ocurre en el trayecto hasta comisaría.

Los i-zeta cuentan cuatro cámaras externas, dos laterales, una frontal y una trasera. Todo lo que graba, tanto sonido como imagen, se almacena en un disco duro, lo que garantiza la cadena de custodia a la hora de poner la información a disposición judicial.

Isabel Soto, portavoz de la Jefatura Superior de Policía en Aragón, fue la encargada de explicar las características técnicas del vehículo. Así, indicó que los policías pueden hacer consultas manuales con su carné profesional a través de la consola central –una pantalla táctil de diez pulgadas– o a través de un teclado externo que va colocado en la zona del copiloto. Dentro de la guantera, hay un lector de huella dactilar sujeto por un cordón de dos metros que permite identificar al momento a una persona o consultar su DNI o pasaporte en un soporte preparado para ello.

Además, la bandeja del maletero –en el que hay un botiquín, conos y cinta para acordonar zonas o precintar– se puede convertir en un escritorio, en el caso de que haya que usar bolígrafo y papel dentro de tanta tecnología.

Etiquetas
Comentarios