Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Comienzan tres meses de obras para construir el parquin que sacará los coches de la Aljafería

Se prohíbe estacionar en el descampado de Braulio Foz para garantizar el acceso de camiones. El nuevo aparcamiento, que costará 420.000 euros, podría estar listo de cara al nuevo curso político.

El descampado paralelo a la calle de Braulio Foz tendrá que despejarse esta semana.
El descampado paralelo a la calle de Braulio Foz tendrá que despejarse esta semana.
José Miguel Marco

Tras décadas de reivindicaciones vecinales y años arruinando las fotos de los turistas, los coches aparcados a las puertas del palacio de la Aljafería tienen sus días contados. Ayer comenzaron los trabajos previos para construir el aparcamiento del que en unos tres meses podrán disfrutar los diputados y el resto de los vecinos de La Almozara. Se ha comenzado a trabajar ya en las mejoras del andador exterior de las Cortes y en el solar del final de la calle de Braulio Foz, que será el que se reconvierta en aparcamiento.

Las obras, para las que se presentaron hasta cinco ofertas distintas, se adjudicaron finalmente a Vialex por 420.121 euros, cifra que rebaja el importe inicial de licitación en un 10,8%. Los trabajos los encarga y los financia las Cortes de Aragón, pero el permiso para llevarlos a cabo corre a cargo del Ayuntamiento, que es también quien indica los lugares donde no se puede aparcar provisionalmente mientras se instalan las casetas y se hace acopio de los materiales de obra.

El plazo de ejecución de los trabajos es de tres meses con lo que, si no hay contratiempos, el nuevo aparcamiento estará listo para las fiestas del Pilar o, incluso, unas semanas antes, cuando comience el nuevo curso político. Hasta entonces quedan largas jornadas para nivelar los terrenos, asfaltar parte del descampado, dotar al andador de baldosas de terrazo y de granito, y construir una escalera de hormigón que conectará el parquin con el parque de la Aljafería.

El nuevo aparcamiento, que se construye siguiendo el proyecto diseñado por los arquitectos Pemán y Franco, se ubica en un solar paralelo a la calle de Braulio Foz y tiene una capacidad de 127 plazas, cuatro de las cuales se reservarán para personas de movilidad reducida.

El librar de coches aparcados la fachada de la Aljafería ha sido una sempiterna reivindicación vecinal y también un objetivo que estuvo entre las prioridades de la anterior concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas, y de la aún presidenta de las Cortes en funciones, Violeta Barba. Ambas se reunieron en múltiples ocasiones para estudiar alternativas que permitieran sacar los coches de la entrada del palacio, cuyos restos mudéjares fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2001.

Se estima que cada día aparcan en la Aljafería unos 80 vehículos y, aunque las Cortes poseen 24 plazas de garaje en un edificio cercano (que se reparten de forma proporcional a la representación de cada grupo), los diputados no suelen hacer uso de esta reserva. Así, decenas de vehículos siguen aparcando en el interior de la Aljafería, motivo que ha llevado a más de 4.700 personas a protestar a través de la plataforma Change.org.

La Mesa de las Cortes aprobó en enero el expediente para la contratación de las obras, pero la tramitación administrativa se ha ido retrasando. En principio se esperaba que el parquin abriera «en el primer trimestre de 2019», pero hubo que esperar hasta que recibió el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio.

Ya en 2006 se encargó un proyecto para ejecutar un aparcamiento frente a Braulio Foz, con capacidad para 130 vehículos y cuatro millones de presupuesto, pero finalmente se descartó. La idea se retomó después, allá por 2011, con el añadido de que se hiciera uno subterráneo, pero el proyecto tampoco prosperó. Ahora parece que, por fin, este será el intento definitivo.

Etiquetas
Comentarios