Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Cs da prioridad al PP en Zaragoza aunque abre negociaciones este martes con el PSOE

Vox ya se ha reunido con los populares pero exige mantener un encuentro a tres para cerrar un acuerdo.

Jorge Azcón y Sara Fernández, durante la reunión mantenida este jueves en Zaragoza
Jorge Azcón y Sara Fernández, durante la reunión mantenida el pasado jueves en Zaragoza
José Miguel Marco

La sesión de investidura se acerca y el pacto para el gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza sigue sin estar cerrado. PP y Cs apuran los plazos para concretar la negociación que, con los apoyos de Vox, les daría el poder en la quinta ciudad de España. Pero el PSOE, la fuerza más votada, entró este martes en escena al cerrar una reunión con la formación naranja que se celebrará hoy con el objetivo de lograr un giro en los acontecimientos que les permita hacerse con la vara de mando.

A la espera de la investidura del sábado, la posible alianza entre PP y Cs es la más avanzada. No solo porque ya hubo un primer encuentro la semana pasada entre los candidatos Jorge Azcón y Sara Fernández, sino porque la formación naranja mantuvo en la reunión de su Comité Permanente que el PP es su opción "preferente". Pero el encuentro con el PSOE mete presión a los populares y abre el abanico de las negociaciones, que hasta ahora Cs circunscribía al bloque de la derecha. La formación naranja desvinculó el acuerdo autonómico con el PP de lo que se pueda pactar en la capital y se mostró dispuesta a escuchar a los socialistas en Zaragoza, a los que presentará su decálogo.

Hoy se concretará qué es lo que está dispuesto a ceder el PSOE. De hecho, en círculos socialistas se especulaba ayer con la opción de que Ferraz ofreciera la capital aragonesa, Madrid o Murcia a Cs. En el caso de Zaragoza, esto haría a Sara Fernández alcaldesa, una posibilidad que no es vista con buenos ojos por el PSOE-Aragón.

La socialista Pilar Alegría siguió "tendiendo la mano" a Cs. "Tiene que despejar la incógnita: si opta por un gobierno estable con la fuerza más votada o por uno en el que la ultraderecha va a estar presente. Somos la primera fuerza política", subrayó. Pese a no ser "socio preferente", Alegría mantuvo su esperanza de lograr un acuerdo con los naranjas, con los que ve numerosos puntos de encuentro programáticos.

Pese a la reunión de hoy, Sara Fernández confirmó que el PP sigue siendo "socio preferente" de la formación naranja. "Vamos a escuchar lo que nos proponen. Ellos son los que nos han solicitado la reunión", declaró.

Azcón guardó sus cartas. "Vamos a trabajar como hemos hecho en estas semanas pasadas", declaró Azcón, que no quiso concretar los avances programáticos alcanzados con Cs ni si habrá nuevas reuniones en los próximos días. "Lo peor que podemos hacer es dar cuestiones por hechas que no están hechas", dijo.

Vox, sin el cual no es posible una mayoría de centroderecha, mantuvo el viernes un primer encuentro con el PP. Pero, según explicó su líder municipal, Julio Calvo, fue un contacto informal en el que el PP facilitó sus líneas programáticas, paso previo a una reunión que Azcón dio por segura.

No está claro que vaya a haber un encuentro a tres. Calvo dijo que una reunión con PP y Cs sería la opción "preferible". "Me cuesta aceptar que tenga que apoyar a alguien que no se quiere sentar conmigo", advirtió. Avisó de que quiere cerrar un acuerdo sobre el programa, pero dejó claro que no exige entrar al gobierno, lo que allana el pacto con Cs.

Etiquetas
Comentarios