Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La madre de la niña maltratada declara que su pareja le dio la paliza porque no paraba de llorar

La menor tenía lesiones antiguas y sigue en la uci con daños cerebrales que podrían dejarle secuelas.

Fachada del Hospital Materno Infantil de Zaragoza, donde se trasladó a la niña.
Fachada del Hospital Materno Infantil de Zaragoza, donde se trasladó a la niña.
Asier Alcorta

Su compañero sentimental se levantó de la cama y fue al cuarto de la niña a darle una paliza porque no paraba de llorar. Esa es la justificación a la brutal agresión que sufrió la hija de esta mujer, de tan solo 4 años y que está ingresada en la uci del Hospital Infantil de Zaragoza desde el pasado sábado con graves lesiones cerebrales. Esta es al menos la versión de lo ocurrido que dio Elena Y. L. cuando declaró ante la juez de guardia, quien, tras escucharla decidió enviar a prisión tanto a ella como al presunto autor material de tan execrable hecho.

El detenido, Constantin M., de 30 años, negó al principio haber golpeado a la pequeña. Sin embargo, ante las evidentes contradicciones en la que incurrió la pareja y la posterior confesión de la madre, terminó admitiendo la agresión. Aún así, acto seguido le restó importancia y dijo que solo fue "una patada".

Como este martes adelantó HERALDO, la pareja fue detenida en la madrugada del sábado en el domicilio de la calle de José Zamoray en el que reside Elena Y. L. (35 años) con su hija y que el hombre visita de manera frecuente desde que hace aproximadamente un año comenzaron una relación sentimental. Sobre la 1.00, la niña se despertó y comenzó a llorar, lo que molestó sobremanera a Constantin M., que se levantó de la cama y la emprendió a golpes con ella hasta que la dejó sin sentido.

La madre diría después que intentó que el hombre dejara de pegar a la pequeña, pero que cuando quiso intervenir ya no tenía remedio. Al parecer, trataron de reanimarla mojándole la cara con agua, pero ante la falta de reacción, la madre, asustada, llamó a 091 para informar de que su hija estaba inconsciente y necesitaba ayuda. En el intervalo de tiempo en el que esperaba la llegada de la Policía y de los servicios de emergencia, Constantin M. habría ideado una versión de los hechos que, según declaró Elena Y. L. después, le obligó a mantener ante los médicos y los agentes.

De esta manera, lo primero que dijeron al llegar los sanitarios es que la niña se había caído. Pero la madre dijo que en la bañera y él que desde la cama. Sus contradicciones evidentes y su inverosímil relación con las lesiones graves que presentaba la menor –puestas de manifiesto desde el primer momento por los médicos– llevaron a la Policía a arrestarlos mientras aclaraban los hechos.

Reconoce solo "una patada"

Una de sus gestiones fue una inspección ocular del domicilio, que se hizo en presencia de la madre y que fue bastante esclarecedora de lo sucedido. Así, aunque Constantin M. continuó diciendo que había sido un accidente, ante las evidencias presentadas por la Policía y las declaraciones de la mujer no le quedó más remedio que reconocer que había sido él quien había agredido a la niña. No obstante, su versión fue que se levantó de la cama a oscuras y que como no se veía nada lanzó una patada y le dio a la pequeña en la cabeza sin querer. En su descargo dijo también que había bebido y fumado marihuana.

La niña está en la uci y su evolución es favorable gracias a la intervención de los médicos, aunque es posible que le queden secuelas neuronales. Previsiblemente, serán la DGA la que se haga cargo de ella, al igual que hizo anteriormente con otros dos hijos de Elena Y. L. La Administración intervino con esta persona por considerar que los niños estaban en desamparo. Al parecer, la mujer, que fue examinada por el médico forense, tiene una inteligencia límite. Según declaró ante los agentes del Grupo de Homicidios, su actual pareja la había maltratado anteriormente tanto a ella y a su hija, aunque nunca lo ha denunciado. Es más, parece que los forenses han apreciado en la niña alguna lesión anterior.

El hombre tiene antecedentes policiales por malos tratos. Ahora ambos están en prisión preventiva investigados por un delito de lesiones graves y violencia doméstica.

Consulta aquí las últimas noticias de sucesos en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios