Despliega el menú
Zaragoza

discapacidad

Alejandro, con discapacidad intelectual, votará por primera vez: "Para mí votar es cambiar el mundo"

Pilar, Lourdes, Óscar, Manolo y Alejandro cuentan sus razones para participar en estos comicios, que son para más de 4.000 discapacitados intelectuales en Aragón los primeros con el derecho a voto reconocido. 

Pilar, Lourdes, Óscar, Manolo y Alejandro cuentan sus razones para participar en estos comicios, que son para más de 4.000 discapacitados intelectuales en Aragón los primeros con el derecho a voto reconocido.

La primera vez que Óscar votó en Zaragoza tenía 18 años. Lo hizo en un colegio del barrio Oliver, acompañado por su madre. Y aunque hubo gente amable que le trató como a un igual, también sufrió la discriminación por parte de otros. "Algunos me miraban como si fuese un piojoso, te echaban de esas miradas que matan, y menos mal que había un vecino abogado que se acercó y defendió que tenía el mismo derecho que todos", recuerda este zaragozano, que este año volverá a ejercer un deber que se ha devuelto con la modificación de la ley a cerca de 6.000 aragoneses

Alejandro, de 19 años, es el más joven del grupo, y se muestra "ilusionado" por acudir a estos comicios. "Es el primer año que voto y me provoca nerviosismo, pero también me gustaría que a la gente discapacitada se la vea como a alguien más y no discriminarla", apunta. A Alejandro le gustaría cambiar las miradas de la gente. Transformarlas para que nadie les eche a un lado. "Te ven menos capacitado para hacer las cosas cuando sí que puedes hacer las cosas siendo discapacitado", subraya este joven.

Pili, de 66, sabe desde hace años de qué va esto. Pero también confiesa que este año será diferente porque además de que podrá votar más gente quizás así se escuchen sus reivindicaciones. La mejor oportunidad para eso la tienen este viernes, en una mesa redonda organizada por cerca de 200 alumnos de Atades que han conseguido traer al centro a representantes políticos de diferentes formaciones. “Votar es importante, y me hace mucha ilusión que vengan los políticos porque así les podemos plantear problemas que tenemos para ver cómo nos lo aclaran y cuál es el partido que más nos convence", comenta esta zaragozana. A Pilar le gustaría que cambiaran muchas cosas en este ámbito, pero por lo pronto, en su ciudad, apuesta por vencer las barreras arquitectónicas que hay. "En Zaragoza me gustaría que cambiaran las rampas, las escaleras de los autobuses, que se pasa un poco mal, y que fuera todo más fácil para subir en ellos las personas discapacitadas", señala.

Esta es una preocupación que comparte la mayoría de ellos. Saben que lo tienen más difícil que el resto y quieren hacer valer sus derechos para que cambien a mejor las cosas. "Todos tenemos derecho a votar, aunque seamos discapacitados, porque si no votamos, ¿qué pasa? ¿Que queremos que todo siempre siga igual? También nosotros queremos cambiar las cosas", insiste por su parte Manolo, de 48. Este usuario de Atades pide sobre todo "respeto" e insta a todo el mundo a ayudar a aquel vecino, conocido, familiar o amigo que presente una necesidad cotidiana por su discapacidad. "Queremos que se ayude a la gente que tiene que ir un poco más lejos a comprar o a hacer las cosas. Eso se puede hacer fácil, pero si la gente no te apoya no hacemos nada", dice entre risas Óscar. 

Alejandro, por su parte, se muestra convencido de que "votar" ayuda a "cambiar el mundo" y comparte la misma ilusión que el resto por asistir a esta cita para que sirva de altavoz para sus ideas. "Estoy convencido de que podremos cambiarlo, pero necesitaremos a todo el mundo para que nos ayude a que los políticos se den cuenta", puntualiza.

Etiquetas
Comentarios