Despliega el menú
Aragón

Las personas con discapacidad reclaman la accesibilidad universal

Más de un centenar de personas se han reunido este martes en la plaza de los Sitios para pedir una sociedad sin barreras arquitectónicas

Más de un centenar de personas se han reunido este martes en la plaza de los Sitios para pedir una sociedad más accesible e integradora. Esta concentración estaba convocada por la Confederación Coordinadora de Entidades para la Defensa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica en Aragón (COCEMFE) y se ha llevado a cabo también en 35 ciudades españolas.

“Llevamos décadas reuniéndonos con Ayuntamientos, Gobiernos y con todos los implicados en temas de accesibilidad para mejorar nuestra calidad de vida y avanzar hacia la integración, la normalización y la inclusión”. Así comenzaba el manifiesto que ha leído presidenta de COCEMFE Aragón, Marta Valencia, a los pies del monumento de los Sitios de Zaragoza y que han continuado otros cinco compañeros. Han alzado la voz para comunicar que aunque se ha conseguido una mayor concienciación y compromiso “el avance ha sido insuficiente”. “Es necesario transformar nuestra sociedad para que todos tengan las mismas oportunidades, independientemente de nuestras limitaciones físicas u orgánicas”, continuaba el escrito que ha terminado al grito unísono de ‘Accesibilidad ya’.

Además, los presentes alzaron el Símbolo Internacional de silla de ruedas enmarcado en una señal de prohibición. “Se nos prohíbe la entrada a muchos sitios por la falta de accesibilidad que existe y nos sentimos discriminados”, contaba Valencia. Aunque en las ciudades no están los grandes problemas, ya que según ha señalado la presidenta en Huesca y Zaragoza “sí que ha habido bastante compromiso”, mientras que en Teruel “se sigue trabajando”. “En el medio rural ocurre mucho más que aquí, allí hay muchas dificultades”, especificaba Valencia.

No obstante, este reclamo no afecta solo a las personas con discapacidad. La gente mayor, los carros gemelares, cualquiera que tenga un esguince y se desplace con muletas, o alguien que se rompa una pierna y necesite una silla de ruedas para moverse. "Pedimos que cuenten con nosotros antes de hacer cualquier proyecto o reforma. Por ejemplo, hemos estado trabajando con el Mercado Central y su reforma. En el Museo de Zaragoza no podemos subir al segundo piso porque es montacargas, tenemos pendiente una reunión y también estamos luchando para que en los hospitales no haya habitaciones con baños sin adaptar", expresaba la presidenta. Asimismo, han recordado que el 4 de diciembre vencerá el plazo de la Ley General de Derechos de Personas con Discapacidad y su Inclusión Social que establece como límite temporal esa fecha para que todos los productos, bienes, entornos y servicios sean accesibles y que, previsiblemente, no se cumplirá.

Los baños de algunos bares, los portales de casas, algunos autobuses, cualquier bordillo de la calle sin ninguna rampa cerca. Las barreras se encuentran en muchos lugares. Rebeca Domingo lleva toda su vida en silla de ruedas, una prolongación de ella misma. Esta joven no ha conocido otra realidad que no sea la de estar sentada. “Hubo una vez que no pude montarme en seis autobuses y al séptimo ya subí”, declaraba. “En algunos baños de bares por ejemplo, no podemos meter la silla porque no cabe”, concretaba Domingo. A Miguel Ángel Planas la vida le cambió de un día para otro. Hace once años que sufrió un ictus y ahora depende de una muleta o un bastón para desplazarse. “Hasta que no te pasa algo así no te das cuenta”, afirmaba Planas. “He sido cazador, era una persona libre como un pájaro y de repente verme en la situación de que casi no puedo andar y ver que hay barreras que no puedes superar es duro”, comentaba.

Etiquetas
Comentarios