Despliega el menú
Zaragoza

CÁTEDRA DE DESPOBLACIÓN

Un concurso de relatos para descubrir las ventajas del mundo rural

La Cátedra sobre Despoblación y Creatividad ha entregado este jueves en el Paraninfo los galardones en las cuatro categorías del certamen.

Los premiados, junto a diputados provinciales y responsables de la Cátedra, en el Paraninfo.
Los premiados, junto a diputados provinciales y responsables de la Cátedra, en el Paraninfo.
Toni Galán

"Promover la escritura en sí mismo es algo valioso; que se haga en el medio rural, también; y que se den a conocer las raíces y sentimientos nos parecía interesante". Con esas palabras resumió este jueves Luis Antonio Sáez, director de la Cátedra de Despoblación y Creatividad, impulsada por la DPZ y la Universidad de Zaragoza, el objetivo de la primera edición del concurso ‘¡Qué bello es vivir... en mi pueblo!’. El Aula Magna del Paraninfo acogió la entrega de premios, un acto conducido por el escritor y periodista de HERALDO Antón Castro, con la ambientación musical del guitarrista Marcos Castrillo.

Alrededor de medio centenar de jóvenes y mayores de toda la provincia optaron a este certamen sobre la vida en el medio rural, y con una orientación en positivo. De hecho, la idea era que los participantes reflexionaran sobre las capacidades y oportunidades que ofrecen los pequeños municipios: la filosofía fue promover una morada abierta y emotiva sobre los pueblos. Algo que ha estado presente en la mayoría de relatos. "Sin duda, el victimismo tiene espinas, pero hay que mirar las flores. Jugando con el título de la película (‘¡Qué bello es vivir!’) queríamos mostrar que muchas veces son los propios jóvenes los que creen que la idea del éxito es ajena al mundo rural y sin embargo a poco que interiorices y seas conscientes de lo que hay ahí lo puedas redescubrir", dijo Sáez.

El acto contó con numeroso público, ya que acudieron los galardonados, acompañados por familiares, además de diputados provinciales y responsables de la Cátedra. El concurso incluyó cuatro categorías. Tres de ellos fueron de relato –infantil (de 8 a 12 años), juvenil (de 13 a 18 años) y senior (mayores de 65 años), abierta a las residencias de ancianos y centros de día. En la categoría de relato infantil la ganadora fue Jara Camarasa, de 12 años, del colegio Antonio Machado de Zaragoza por su texto ‘Mi sueño, vivir en el pueblo’. "Allí hay menos ruido, más silencio y naturaleza. No hay que dejarlos olvidados", añadió.

En relato juvenil, el primer premio recayó en Helena Polo, del IES Luis Buñuel de Zaragoza, por su trabajo ‘El último roble’. La joven, de 14 años, quiso expresar que "en los pueblos se vive mucho más tranquilo que en la ciudad". Alfredo Val, de la asociación de la tercera edad de San Mateo de Gállego, obtuvo el galardón en el apartado senior por ‘Pequeña venganza’, "un homenaje a todas las personas a las que la mecanización de la agricultura desplazó a las grandes ciudades y no eran felices". Hubo también una categoría dedicada a vídeos, que ganó el CEIPMateo Valero de Alfamén por ‘¡Qué bello es vivir en... mi pueblo!’. El profesor Tomás Diegón animó a la gente a visitar la localidad y a "poner un granito de arena para evitar la despoblación".

Etiquetas
Comentarios