Despliega el menú
Zaragoza

psa

Pactada la salida de Opel de 250 empleados: 181 con contrato de jubilación parcial y 69 despidos

UGT, CC. OO. y Acumagme firmaron ayer el acuerdo de regulación de empleo que se aplicará entre abril y diciembre

Interior de las instalaciones de la planta de PSA en Figueruelas
Interior de las instalaciones de la planta de PSA en Figueruelas
Francisco Jiménez

Breve ha sido la negociación de este expediente de extinción de empleo. La dirección de Opel PSA lo presentó el pasado 26 de marzo y en apenas dos semanas está firmado. La mayoría del comité de empresa (UGT, CC. OO. y Acumagme que suman el 57,58% de la representación) suscribió ayer el acuerdo que hace posible la salida de la factoría de Figueruelas de un total de 250 trabajadores de 61 años. Para los 69 ‘salary’ o técnicos y administrativos nacidos en 1958, y que de acuerdo a la nueva ley no pueden optar al contrato de relevo, se ha suscrito un ERE extintivo con indemnizaciones de 28,5 mensualidades para los que causen baja con 60 años y 3 meses cumplidos; 24, para los que lo hagan con 61; y 12, para los que salgan con 62 años.

Asimismo, lo que ayer firmaron la compañía y la mayoría del comité es que los nacidos entre el 1 de enero y el 30 de junio de 1958, que trabajen en producción y siempre que reúnan el requisito que fija la ley de tener 33 años cotizados a los 61 años, podrán suscribir un contrato de jubilación parcial, lo que les implicará hacer un 33% de la jornada frente al 67% que asumirá el relevista además de horas complementarias. En caso de que algunos trabajadores veteranos renunciasen a esta fórmula de prejubilación, verían extinguida su relación laboral con una indemnización de doce mensualidades. El plazo que se le da al grupo profesional obrero, es decir, el que trabaja en producción para elegir una posibilidad u otra es el 12 de abril.

Desde Opel PSA hicieron explícito su agradecimiento «al trabajo conjunto de la mayoría de la representación de los trabajadores y la dirección para alcanzar fórmulas socialmente responsables y muy positivas en términos de generación de empleo, rejuvenecimiento de plantilla y mejora de la posición competitiva de la planta».

Por su parte, Sara Martín, de UGT, presidenta del comité de empresa de la factoría zaragozana, reconoció que siempre será un objetivo para las organizaciones la apuesta por la contratación indefinida, si bien en este acuerdo únicamente se ha podido pactar la contratación parcial para los relevistas. «Mantenemos la senda iniciada en 2002 con la defensa del contrato de relevo en Figueruelas y he de decir que la generación que entramos entonces, y me incluyó, junto con los de 2006 y 2008, nunca tuvieron a la primera un contrato indefinido sino que tuvimos que pasar hasta por tres contratos de relevo para que nos hicieran fijos. Solo en el anterior convenio se logró que el relevista fuera indefinido, pero eso ocurrió antes de que GM nos vendiera a PSA», explicó. «Trabajas con lo que tienes en cada momento», añadió, en referencia al marco legal nuevo que exige a los empleados de producción que se decanten por el contrato de jubilación parcial trabajar seis meses más para la empresa que a sus compañeros que salieron por este mismo sistema hasta finales de 2018 cuando la ley que lo regulaba era otra.

Las circunstancias pueden ser también otras para los nacidos en la segunda mitad de 1958. «Tenemos el compromiso de la empresa de sentarse en verano con todos los sindicatos, no solo los firmantes del acuerdo, para negociar esas salidas para los que cumplirán desde julio hasta final de diciembre los 61 años y que quedan pendientes».

Para los ‘salary’, que saldrán con el ERE de extinción de acuerdo a las necesidades organizativas de la compañía, José Carlos Jimeno, responsable de la sección sindical de UGT en la planta, indicó que «saldrán con dos años de salario muy bien planteado, con el salario base, incentivos, pagas extra y el complemento de antigüedad que habíamos planteado». Para este colectivo, dijo, «es un buen acuerdo».

Etiquetas
Comentarios