Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP, PSOE y Cs fuerzan el recurso ante el Supremo para salvar el plan de Torre Village

ZEC y CHA se quedan en minoría en el pleno con su rechazo al futuro ‘outlet’ de Pikolin y se oponen a modificar el PGOU.

Recreación de Torre Village, el 'outlet' proyectado en los suelos de la antigua fábrica de Pikolin.
Heraldo

En un pleno marcado por la tensión preelectoral, PP, PSOE y Cs han unido sus votos este lunes para que el Ayuntamiento de Zaragoza mantenga la disputa en los tribunales para salvar el plan especial de Torre Village, el centro comercial que está en construcción en la autovía de Logroño, en los terrenos de la antigua factoría de Pikolin. La votación, pese a ser esperada, ha evidenciado que el gobierno de ZEC, que rechaza el proyecto, llega al final de su mandato con el único apoyo de CHA y sin apenas capacidad para articular una mayoría en el pleno para los asuntos de calado.

Al concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, le ha tocado presentar un dictamen que impulsaron PSOE, PP y Cs: la interposición del recurso de casación en el Supremo ante la sentencia del TSJA que anula el plan del ‘outlet’. Pero, además, los tres grupos defendían en su propuesta que se iniciaran los trámites para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para legalizar el ‘outlet’, decisión que ZEC ha dicho que no tomará, por lo que quedará para la corporación que salga de las urnas en mayo.

Para Muñoz, el proyecto de Torre Village supone "romper el modelo de ciudad". Ha afirmado que nunca se firmó un convenio que avalara la construcción del espacio comercial a cambio de que Pikolin permaneciera en Zaragoza, como sostiene la empresa, y aseguró que el planteamiento que hizo la oposición era "ilegal". "Es tan flagrante la vulneración de la normativa....", ha afirmado el concejal, que ha atacado la pretensión de la oposición de modificar el PGOU. "Es una sinrazón jurídica", ha destacado. "El recurso ni se va a admitir a trámite. Quieren que sea imposible cumplir la sentencia", ha agregado.

La oposición ha mantenido que la sentencia no es firme y que en el caso de paralizarse el proyecto urbanístico supondría indemnizaciones millonarias para el Ayuntamiento. Pedro Navarro, del PP, ha recordado que ZEC se opone al plan a pesar de firmar un convenio de gestión con los promotores que supondrá 2,8 millones de euros para el Consistorio. "Votaremos a favor del recurso por el obvio daño patrimonial y por la irresponsabilidad en la que incurriríamos", ha dicho Navarro.

Para Lola Ranera, del PSOE, de confirmarse la sentencia podrían derivarse "posibles indemnizaciones" y ha considerado necesaria la modificación del PGOU para dar "seguridad jurídica" a los suelos de Pikolin y a otros que puedan estar en la misma situación.

Alberto Casañal, de Cs, ha calificado de "increíble" la "euforia" de ZEC ante una sentencia contraria al Ayuntamiento y ha recordado las compensaciones "millonarias" que pediría la empresa y los empleos que se perderían.

Carmelo Asensio, de CHA, ha sido el único que apoyó a ZEC y ha recordado que el recurso "tiene pocas posibilidades de prosperar". Ha rechazado una modificación "a la carta" del PGOU para resolver el problema. A su juicio, se debería tramitar de nuevo el plan, pero con usos limitados.

Ante las críticas de propiciar un urbanismo a la carta, PP, PSOE y Cs han atacado a ZEC por apoyar la modificación del PGOU para Mercazaragoza, que también se ha aprobado de forma definitiva en el pleno. Pablo Muñoz ha negado que sean casos equiparables.

La operación permite al Ayuntamiento adquirir 92.000 metros cuadrados de suelo para ampliar la plataforma agroalimentaria. A cambio, la entidad obtiene la recalificación de un terreno en Vía Hispanidad, donde podrá construir 62 viviendas libres. Allí hay en la actualidad una escuela infantil, que pasará al Ayuntamiento. Por otro lado, el Consistorio cede a Ibercaja el solar situado en la calle de Santiago, con el objetivo de posibilitar la ampliación del Museo Goya.

Etiquetas
Comentarios