Despliega el menú
Zaragoza

Sucesos en Zaragoza

A prisión por arrastrar por el suelo a una anciana de 89 años para robarle el bolso

Varios hombres corrieron tras el agresor y le dieron alcance en César Augusto. La víctima sufrió un traumatismo craneal y fractura de húmero.

Imagen 1
El agresor fue alcanzado por los viandantes en la avenida de César Augusto, donde sufrió una caída.
Google Maps

Los robos con violencia por el tradicional método del tirón no suelen acarrear un auto de prisión, pero al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza no le tembló hace unos días la mano a la hora de firmar el ingreso provisional en Zuera del responsable del asalto sufrido por una anciana de 89 años en la calle Ramón y Cajal, muy cerca del Hospital Provincial. Porque al delincuente, J. L. M., de 41 años, no le importó que la mujer se aferrara a su bolso y siguió tirando con fuerza del asa hasta que hizo rodar por el suelo a su propietaria.

Pero ni siquiera el hecho de ver a la anciana tirada en la acera inquietó al asaltante, que lejos de renunciar al botín la arrastró varios metros por el suelo hasta que consiguió lo que pretendía: que soltara el bolso. Con lo que no contaba el delincuente es conque varios testigos de la agresión iban a salir corriendo tras él. De hecho, mientras varios viandantes atendían a la anciana, muy nerviosa y dolorida, otros persiguieron al agresor hasta darle alcance en la avenida de César Augusto.

Según fuentes judiciales, en un intento de burlar a sus perseguidores, J. L. M. aceleró y dio un mal paso, lo que le hizo caer al suelo. Y ya no pudo incorporarse, dado que los testigos de la agresión se le echaron encima y lo retuvieron hasta que llegó una patrulla de la Policía Local de Zaragoza.

Como consecuencia de la caída, el delincuente tuvo que ser asistido de un esguince en un centro hospitalario de la capital aragonesa, donde quedó ingresado en calidad de arrestado. La imposibilidad de moverse hizo que el propio juez de guardia tuviera que desplazarse allí al día siguiente para tomarle declaración, decretando después auto de ingreso en prisión provisional.

Las personas que se quedaron atendiendo a la víctima llamaron enseguida al 112, que envió una ambulancia para llevarla a urgencias. Tras someterla a una completa exploración, los médicos comprobaron que presentaba un traumatismo craneal y una fractura de la cabeza del húmero, lo que posiblemente le impedirá seguir valiéndose de un brazo.

Una fallecida en Oliver

No es la primera vez que una octogenaria resulta gravemente lesionada como consecuencia de un tirón de bolso en Zaragoza. De hecho, dos menores ­–un chico de 14 años y una chica de 15– fueron condenados por un hecho similar que costó la vida a Pilar R. P., de 86 años y vecina del barrio Oliver.

Los hechos se produjeron el 13 de noviembre de 2015, sobre las 20.30, cuando la mujer caminaba tranquilamente por la calle de Obispo Paterno. Allí fue abordada por los jóvenes, que tras pegarle un empujón para robarle el bolso se dieron a la fuga y la dejaron malherida. La anciana falleció pocos días después como consecuencia de la caída.

Abandona malherida a una octogenaria

Por otro lado, un juzgado de instrucción de Zaragoza investiga a un repartidor por derribar con su carretilla a una octogenaria y marcharse del lugar dejando malherida a la víctima, que sufrió fractura abierta de tobillo y fractura de hombro. Al parecer, el accidente se produjo cuando la anciana caminaba tranquilamente por la acera. Parece que el investigado llevaba prisa, porque prefirió entregar la mercancía antes que detenerse a auxiliar a la víctima.

Los hechos tuvieron lugar en la zona Centro y se da la circunstancia de que el repartidor iba a una vivienda ubicada en el mismo edificio que el de la víctima. Ello permitió a su familia identificarlo, momento en el que el hombre aseguró que tenía intención de volver a ver qué le había pasado a la mujer en cuanto hiciera la entrega.

Etiquetas
Comentarios