Despliega el menú
Zaragoza

Dimite la concejal de ZEC Teresa Artigas a tres meses de las elecciones

La concejal de Medio Ambiente y Movilidad ha aludido a razones personales para dejar el cargo. Será sustituida por Adriana Caridad.

La concejal de Movilidad, Teresa Artigas, en el centro rodeada de todos los miembros del gobierno municipal.
La concejal de Movilidad, Teresa Artigas, en el centro rodeada de todos los miembros del gobierno municipal.
Guillermo Mestre

A solo tres meses de las elecciones municipales, la concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, ha anunciado este miércoles por sorpresa su dimisión por motivos personales. Artigas, que no iba a repetir en las listas de ZEC, ha asegurado que va a seguir vinculada a esta formación política y que va a colaborar en la campaña. La edil, que no quiso explicar las causas concretas de su decisión, será sustituida por la número 10 de la lista de la coalición de izquierdas, Adriana Caridad, que es militante de IU y del PCE.

La dimisión de Artigas, que ha comparecido acompañada por el alcalde, Pedro Santisteve, ha suscitado múltiples especulaciones en el Ayuntamiento de Zaragoza, dado que no quiso informar de los motivos, ni siquiera extraoficialmente. Todas las fuentes consultadas insistieron en que Artigas no ha aclarado los causas de su renuncia ni siquiera a sus compañeros del gobierno municipal.

En cualquier caso, desde su entorno se ha dicho que llevaba sopesando desde hace tiempo la decisión y que ha ido postergándola. Han negado que fuera fruto de un impulso frívolo o irresponsable. Su destino será retornar a su puesto de funcionaria municipal, de donde salió en 2015 para recoger su acta de concejal de ZEC.

Relevo para este mes

Al margen del porqué de la dimisión, la decisión no será efectiva hasta el pleno del día 25 de febrero y está previsto que participe en la próxima comisión de Urbanismo y Movilidad, que se celebrará el próximo miércoles. Tras el visto bueno de la Junta Electoral, tomará posesión Adriana Caridad, posiblemente en el pleno del 1 de marzo. Será entonces cuando se anuncien las delegaciones de la futura edil, aunque desde el gobierno se descartó una renovación profunda de su estructura.

Muy emocionada y con lágrimas en los ojos, Artigas ha afirmado que el de ZEC "ha sido el mejor gobierno de la historia de la ciudad, con el mejor alcalde, y ha conseguido avanzar en políticas reales, poniendo por delante las necesidades de los vulnerables". Ha expresado además su "enorme agradecimiento" a sus compañeros en el gobierno, a ZEC y a los funcionarios con los que ha trabajado. El alcalde, pese a estar presente en la comparecencia, no ha querido hacer ningún comentario sobre la salida de Artigas.

Eso sí, la concejal ha admitido que se ha tratado de una decisión "complicada" y llegó a mencionar que no ha sido "compartida" por algunas personas que la han podido conocer de forma anticipada, dando a entender que ha suscitado malestar.

Teresa Artigas ha asumido los problemas de gestión con los que se ha encontrado, pero afirmó que el gobierno "ha sabido hacer de la debilidad virtud y aprender de los errores y dificultades". Entre los contratiempos que ha tenido que afrontar, destaca la huelga del autobús urbano más larga que ha vivido la ciudad (se prolongó cuatro meses y medio, entre diciembre de 2015 y abril de 2016). Eso sí, Artigas ha explicado que tras aquellos paros ha habido "tres años de paz social".

Se ha mostrado especialmente orgullosa de la puesta en marcha de políticas ambientales, como la extensión de la red de carriles bici que ha propiciado la reducción del tráfico privado en el centro. Además, ha dicho que durante su mandato se ha mejorado la puntualidad de las líneas, se ha logrado ahorrar 10 millones de euros en la factura eléctrica. Como espina, le queda no haber avanzado más en el proyecto de compra de energía, que ha confiado en que se desarrolle la próxima corporación.

Conflictos en la gestión

Además de la huelga del bus urbano, su paso por la institución no ha estado exento de conflictos. Uno de los más importantes fue el que se vivió en el seno de la sociedad municipal Ecociudad, de la que fue vicepresidenta, y que propició varios procesos judiciales. Por otro lado, la decisión del Tribunal de Contratos de anular su proyecto de ampliación del servicio Bizi fue otro varapalo político que le hizo especial mella. Ahora tenía que lidiar con el conflicto con los bares por la ordenanza del ruido o con el reglamento de los patinetes. Deja pendiente un plan de movilidad sostenible aprobado por consenso.

Adriana Caridad (Pamplona, 1988), a quien Artigas ha descrito como "una joven muy valiente y luchadora", es militante de IU y del PCE y trabaja como enfermera en el hospital Miguel Servet. Cuando se presentó a las primarias de ZEC en 2015 destacó su papel como activista en favor de la sanidad pública. Su entrada en el Ayuntamiento refuerza la posición de Alberto Cubero, secretario general del PCE. Hay que tener en cuenta que de los nueve concejales que tiene ZEC, cuatro son de esta formación política, integrada en IU. Además, IU también cuenta con Pablo Muñoz.

Etiquetas
Comentarios