Despliega el menú
Zaragoza

Los preparadores para jueces destacan el nivel de los alumnos de la Facultad de Derecho

Magistrados y fiscales con experiencia enseñan a los aspirantes para sacar la oposición.

Acto el pasado mayo en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en recuerdo del preparador Epifanio López de Gamboa.
Homenaje a un gran preparador. En mayo de 2018 se celebró un acto en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en recuerdo del preparador Epifanio López de Gamboa, al que asistió el exministro de Presidencia, Javier Moscoso, el fiscal general del Estado,
Juan José Marco

La coincidencia de que las dos número uno que han aprobado las oposiciones de judicaturas en España hayan sido zaragozanas (Carlota Alonso Benito y Cristina Menéndez Félez) ha despertado la curiosidad sobre los preparadores a los que acuden y el motivo del liderazgo de las aspirantes aragonesas.

El fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, que preparó a Carlota Alonso, opina que las dos jóvenes que sacaron el número uno "son excepcionales" al haber aprobado a la primera porque la media es intentarlo entre dos y cuatro veces antes de sacárselo. "En Aragón hay muy buenos juristas y además salen muy bien preparados de la Facultad de Derecho de Zaragoza", destacó.

Juristas aragoneses con experiencia como Armando Barrera, que preparó a Cristina Menéndez, fiscales como Juan Baratech y Dunia Sanz, o letrados de la Administración como Alfonso Rivera son algunos de los que reciben una o dos veces por semana a los aspirantes aragoneses para "dar los temas". "Antes venían chavales de La Rioja o Navarra, pero ahora solo suelen ser aragoneses", apuntó el fiscal de Huesca.

Zaragoza siempre ha tenido mucha fama entre los que se presentan a las oposiciones de jueces, fiscales, notarios o abogados del Estado. Hace cuatro años, Fidel Cadena, hijo del fiscal de Sala del Tribunal Supremo que se llama como él, fue también el número uno de su tribunal en toda España. "Lo preparé yo con José María Rivera (fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Aragón), pero ahora ya no puedo preparar desde el cargo en el Supremo", apuntó su padre.

De cualquier manera, el fiscal aragonés del Supremo tiene muy claro que "el germen y la simiente" que se percibe ahora en Aragón lo sembró el preparador Epifanio López Fernández de Gamboa, un vitoriano que falleció el año pasado con 95 años, que tenía un sentimiento aragonés y que fue fiscal jefe del Tribunal de Justicia de Aragón.  Puso en marcha un modelo memorístico de repetir muchas veces los temas hasta que quedaran grabados. Por su casa llegaron a pasar 800 alumnos que acabaron siendo fiscales, magistrados, letrados de administración de Justicia y notarios.

Algunas de estas personas preparó ‘Epi’, como se le conocía, fueron Javier Moscoso (Ministro de Presidencia); los fiscales del Supremo Fidel Cadena, Javier Zaragoza, Elvira Tejada o Mª Ángeles Montes; José María Félez, exfiscal jefe de Navarra; los magistrados del Alto Tribunal José Manuel Bandrés y Octavio Herrero; magistrados como el expresidente del TSJA Fernando Zubiri; el notario Honorio Romero; y dos Justicias de Aragón como Ángel Dolado (el actual) y Fernando García Vicente (su antecesor), quien recuerda que en alguna promoción llegó a aprobar hasta a 30 aspirantes de ‘Epi’.

Más peso de la comprensión

La carrera de Derecho ha evolucionado con más presencia de la compresión, que se tiene en cuenta en el primer test de la oposición de jueces y fiscales. Pero la memoria sigue siendo prioritaria en los dos exámenes orales posteriores. En este sentido, el fiscal Juan Baratech no olvida a los que han suspendido en las oposiciones a pesar de estar muy bien preparados. Por eso, tiene claro que el Consejo General del Poder Judicial debería modificar las oposiciones con una mayor presencia de la compresión frente a la memorización.

Las redes sociales también han llegado a los preparadores, como la fiscal Dunia Sanz, destinada en Tudela, que se anuncia con apoyo ‘online’ a los aspirantes y sesiones semanales de una hora.

Etiquetas
Comentarios