Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos de Pastriz y Movera suman su cuarto día sin agua potable por una avería en la red

Los afectados han trasladado su malestar. El Ayuntamiento de Zaragoza confía en restablecer el suministro este martes por la mañana

Los bomberos de la DPZ suministran agua a dos barrios de Movera.
Los bomberos de la DPZ suministran agua a dos barrios de Movera.
HA

La rotura de una tubería de abastecimiento de agua de boca de Zaragoza en la antigua carretera de Barcelona, a la altura del polígono de Malpica, ha dejado sin abastecimiento a vecinos de Pastriz y de dos barrios de Movera desde el pasado viernes, lo que ha causado malestar entre los afectados. El Ayuntamiento de la capital aragonesa confía en que el suministro recupere la normalidad este martes a lo largo de la mañana, ya que el lunes a última hora continuaban los trabajos de reparación.

Durante cuatro días, los bomberos de la DPZ han inyectado agua en la red de Pastriz -que tomaban desde Movera-, aunque, como aclaró el alcalde, Miguel Ángel Guiu, "solo es para aseo y limpieza, no para consumo de boca". El suministro en los grifos era, sin embargo, "intermitente". Esta situación provocó molestias y quejas entre los vecinos y perjudicó a empresas y establecimientos hosteleros.

Roberto Carnicero, gerente del restaurante La Torre, situado en el polígono de Malpica, trasladó su "indignación" por el corte de agua, que obligó a cerrar al público otra cafetería situada en la misma zona industrial tanto el viernes como ayer. "En La Torre damos 500 comidas diarias y ofrecemos nuestra mejor cara y servicio dentro de la improvisación y la nefasta gestión de la avería", señaló. Cuando se recupere la normalidad valorarán "el coste económico de este trastorno".

En el bar El Olmo, de Pastriz, reconocieron que han tenido que rellenar la cafetera con agua mineral y aprovechaban cuando salía presión por el grifo para poner el lavavajillas. Los alumnos del colegio La Portalada, de Pastriz, previendo la falta de agua, acudieron a clase con botellas, y, para el comedor, el centro compró garrafas. En la residencia de ancianos Los Olmos pudieron evitar la falta de agua gracias a un depósito del que disponen.

El incidente causó afecciones en dos barrios de Movera: el Cazuelo y el Lugarico de Cerdán. Los bomberos de Zaragoza estuvieron desde el sábado distribuyendo agua no potable en camiones cisterna por la mañana y por la tarde, explicó la alcaldesa del barrio rural, Esperanza Calvano.

La restricción en el abastecimiento no afectó a La Puebla de Alfindén. Su alcaldesa, Ana Isabel Ceamanos, explicó que la localidad cuenta con una toma de agua que, después de tratar y depurar, llega al depósito. Aun así, el viernes se solicitó a la ciudadanía que, ante la posibilidad de que se produjeran cortes, se intentara el "máximo ahorro posible de agua para evitar el desabastecimiento de los depósitos auxiliares".

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza informaron este lunes a última hora de que se continuaba trabajando en la soldadura de la tubería. La reparación fue un poco más lenta de lo previsto inicialmente, pero los técnicos confiaban en terminar por la noche para empezar a dar agua de forma progresiva y con precaución. La avería se produjo en una tubería de los años 70, de 750 milímetros de diámetro. Se ha sustituido la conexión por otra de fundición dúctil.

Etiquetas
Comentarios