Zaragoza
Suscríbete por 1€

La Fiscalía también pide 25 años de cárcel para Rodrigo Lanza por el crimen de los tirantes

El Ministerio Público califica la agresión mortal a Víctor Laínez como asesinato por haber actuado por motivos ideológicos y con alevosía.

Rodrigo Lanza en una imagen de archivo.
Rodrigo Lanza, durante una intervención pública en una rueda de prensa.

La Fiscalía ha sido la última de las tres acusaciones personadas en la causa abierta por el llamado crimen de los tirantes en presentar su escrito de conclusiones provisionales. Como era de esperar, coincide íntegramente en la calificación que ya hicieron tanto la acusación particular, en nombre de la familia de Víctor Laínez, como de la formación Vox, que ejerce la acción popular: asesinato con la agravante de cometer el delito por motivos ideológicos.

El Ministerio Público solicita para el procesado, Rodrigo Lanza, 25 años de prisión, la condena máxima que fija el Código Penal para un asesinato, excluyendo los casos de prisión permanente revisable. Además, pide que indemnice a los herederos de la víctima con 150.000 euros y al Servicio Aragonés de Salud con 5.620 por los gastos que ocasionó la atención sanitaria que los médicos prestaron a Víctor Laínez en su afán por salvarle la vida.

La víctima, de 55 años, murió el 12 de diciembre de 2017, tras haber permanecido cuatro días en coma a consecuencia de los golpes que el agresor le dio principalmente en la cabeza y en la cara. Había ingresado el 8 de diciembre ya inconsciente, tal y como lo encontraron los sanitarios que lo atendieron en el suelo del bar Tocadiscos, en la calle de Heroísmo, instantes después de la agresión.

En su escrito, el fiscal relata que sobre las 3.00 de ese día, Rodrigo Lanza Huidobro, de 34 años, en unión de un amigo y dos amigas, entraron en el local y pidieron una consumición en una zona de la barra próxima a donde estaba Laínez como cliente.

En un momento dado, según relata la Fiscalía, Lanza se le aproximó y mantuvo con él una discusión durante unos instantes, en la cual llamó "facha" y "fascista" a Laínez y le dijo que ese era un "barrio antifascista", que "no querían nazis allí" y que "no era bienvenido".

Unos minutos después de la conversación, el acusado y sus acompañantes se dirigieron a la salida. Víctor Laínez les siguió y mantuvo, dentro del local, otra breve discusión con Lanza y, acto seguido, se dio la vuelta para dirigirse al sitio de la barra donde estaba anteriormente.

"Cuando Laínez se encontraba ya a mitad del local yendo hacia el fondo del mismo, Rodrigo Lanza, que había salido a la calle, volvió a entrar y lo acometió por la espalda", expone el fiscal. El acusado, según su relato, golpeó fuertemente en la cabeza a Víctor Laínez y este cayó desplomado e inconsciente.

Una vez en el suelo, Lanza le dio una patada en la cara e inmediatamente se colocó encima de la víctima y siguió propinándole puñetazos en la cabeza y múltiples golpes, tras lo cual salió del local y se marchó.

El agredido quedó en el suelo sangrando abundantemente por los oídos, boca y parte posterior de la cabeza. Fue trasladado al Hospital Clínico donde falleció cuatro días después a consecuencia de un severo traumatismo craneoencefálico con parada cardiorrespiratoria compatible con una contusión de fuerte intensidad en la región temporoparietal derecha. Además, sufrió un fuerte traumatismo facial con múltiples fracturas nasales, maxilares y orbitales.

La acusación particular, ejercida por el abogado Juan Carlos Macarrón en representación de la familia del fallecido, y la acción popular, a cargo del letrado David Arranz en nombre de Vox, hicieron ya un relato similar al del fiscal, en el que añadían que Víctor Laínez no tuvo ninguna posibilidad de defensa.

Resaltan que Lanza le atacó por motivos ideológicos, después de que uno de sus acompañantes le contara que la víctima solía llevar tirantes con la bandera de España, ya que a él no le hacía ninguna gracia que un "fascista" se moviera por los bares de la Magdalena.

Una vez que la defensa, que ejerce el letrado Endika Zulueta, presente su escrito de defensa solo quedará fijarse la fecha del juicio, que será celebrado ante un tribunal popular. El defensor ha mantenido hasta ahora que su cliente actuó en legítima defensa y que pegó un golpe a Laínez y este se golpeó contra el suelo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión