Zaragoza

La Operación Chacina destapa una red que vendía paletas de jamón ibérico falsas en Zaragoza

La Guardia Civil ha detenido a seis personas como miembros de una presunta organización ilícita liderada por un empresario salmantino. Se estima que podían haber puesto a la venta 14.000 paletas falsificando el precinto de garantía en un total de nueve provincias.

Otros estudios apuntan que la ingesta de jamón es beneficiosa para el control de la diabetes e incluso del colesterol.
Los detenidos manipulaban los precintos de las paletas de jamón para distribuirlas como si fueran productos ibéricos.
Heraldo

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha logrado desmontar una organización criminal que distribuía paletas de cerdo ibérico falsas mediante la manipulación de los precintos que establece la normativa sobre los productos Ibéricos. En el marco de la Operación Chacina han sido detenidas seis personas e intervenidas 4.233 paletas, algunas de ellas ya dispuestas para la venta en superficies comerciales de nueve provincias, entre ellas Zaragoza.

Para conseguir sus objetivos, los detenidos falsificaban los números que aparecen en los precintos, los cuales se correspondían con paletas ibéricas que ya habían sido vendidas en campañas anteriores, mezclando los lotes ilegales con lotes legales, evitando de esta manera ser detectados.

La investigación se inició el pasado mes de marzo cuando la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) denunció ante el Área de Calidad Alimentaria de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid la venta fraudulenta de productos declarados como ibérico que no lo eran.

Una vez el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guarida Civil de Madrid tuvo conocimiento de estos hechos se realizó una inspección en un establecimiento de Alcobendas donde inicialmente se inmovilizaron 42 paletas de cebo ibérico falsificadas.

Esta intervención permitió a los agentes continuar sus averiguaciones, que han culminado con la detención de seis personas, la realización de inspecciones en locales distribuidores, puntos de venta, secaderos y mataderos en Zaragoza, Madrid, Salamanca, Toledo, Badajoz, Cáceres, Navarra, Barcelona y Ávila, logrando inmovilizar un total de 4233 paletas que estaban siendo vendidas como ibéricas sin serlo.

¿Cómo lo hacían?

El grupo descubierto era liderado por un ciudadano español que en connivencia con un empresario dedicado a la distribución de gasóleo encargó precintos de color blanco (este color es el utilizado en exclusiva para los productos cárnicos), borrando el logotipo y la numeración, para sustituirla por el logo de ASICI y colocarle una numeración falsificada y duplicada que se corresponde con piezas legales, ya vendidas en campañas anteriores.

Las pesquisas de los agentes del SEPRONA les llevaron hasta un distribuidor en la provincia de Ávila, donde a finales del pasado mes de octubre se localizaron 4.000 paletas con precintos falsificados. El principal encausado es un empresario salmantino dedicado a la comercialización de productos ibéricos que contaba con la colaboración de otros empresarios de la rama.

Se estima que el total de las piezas vendidas de forma irregular podría ascender a 14.000, superando los 980.000 euros. A los encausados se les imputan los delitos de estafa, falsificación, contra la propiedad industrial, relativo al mercado y los consumidores, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

Etiquetas
Comentarios