Despliega el menú
Zaragoza

Recogen firmas para convertir un solar del Actur en un parque para perros

La petición ha recabado el apoyo de más de 250 personas, aunque la Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando rechaza que la zona de esparcimiento canino se construya en la parcela propuesta.

Solar del Actur que una campaña de change.org quiere convertir en parque canino
Recogen firmas para convertir un solar del Actur en un parque para perros
L. R.

Convertir el solar de juegos tradicionales de la avenida Valle de Broto en un parque de esparcimiento para perros. Ese es el objetivo de una campaña lanzada a través de la plataforma change.org y que ya han firmado más de 250 personas.

El escrito, que ya circula por las redes sociales, asegura que Zaragoza es una ciudad en la que “cada día hay más perros” y argumenta que el solar, situado junto a la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), no tiene ahora “ningún uso específico” y es una instalación que “ha quedado completamente infrautilizada”.

La parcela que sugieren que se transforme en un parque para perros fue cedida por el Ayuntamiento a la CREA y tras muchos años de desuso, los vecinos consiguieron que en 2010 se inaugurara en el lugar una zona dedicada a los juegos tradicionales aragoneses. La extensión del terreno supera los 2.800 metros cuadrados.

La petición del parque para perros, que irá dirigida a la Comisión de Urbanismo de la Junta de Distrito del Actur, espera recabar medio millar de apoyos. La impulsora de la iniciativa alega en el texto compartido que “gran cantidad” de los perros que hay hoy en día en la ciudad, han sido adoptados de protectoras de animales. La necesidad de contar con este espacio como lugar para que los perros se relacionen entre ellos y hagan ejercicio es que “muchos de estos animales provienen de la caza, por lo que tienen unas características propias condicionadas tanto por su genética como por sus entrenamientos en edad de cachorros”. Por este motivo, la precursora de la petición alega que este tipo de canes deben soltarse en recintos completamente cerrados “porque por su tendencia a correr resulta peligroso hacerlo en lugares donde hay tráfico cercano”.

Por ello, los firmantes consideran que el mencionado solar resulta “perfecto para este fin” por su tamaño y porque está vallado. Lo único que solicitan en el escrito es que se instale una fuente de agua para los animales, aunque reconocen que no es necesario porque los propios dueños “pueden subsanar esa deficiencia”. En el escrito aseguran también que la parcela está situada en una zona con un “acceso estratégico” a la que pueden acudir tanto vecinos del Casco Histórico como de la Almozara, el Actur o el Arrabal.

Por último, inciden en que ese parque para perros permitiría que los viandantes no se vieran afectados por la actividad de los animales, porque “hay que ser conscientes y considerados con las personas a las ver un perro suelto les da miedo”, concluye el escrito.

Más parques para perros sí, pero usando los cauces oficiales

Desde la Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando aseguran que llevan “mucho tiempo solicitando zonas de esparcimiento canino en el barrio”. El único espacio destinado exclusivamente a la suelta de perros con el que cuentan en la actualidad se encuentra en el parque de Los Cineastas, pero no es suficiente teniendo en cuenta la cantidad de gente que tiene perros en el Actur.

“Al concejal de Servicios Públicos, a través de la Junta del Distrito, le presentamos trece espacios en los que creíamos que se podían construir más zonas para perros”, apunta Emilio Rodríguez, presidente del colectivo vecinal. Rodríguez asegura que esos trece espacios se han incluido en los presupuestos participativos, pero “ahí no salen, porque son propuestas que apoyan los que tienen perro, los que no, no”.

El representante de la asociación asegura que seguirán reclamando la construcción de estas zonas para animales, pero anima a que las propuestas a título individual se realicen a través de los cauces oficiales. “La manera de canalizar todo este tipo de propuestas que nosotros apoyamos es utilizar los cauces oficiales, ir a la comisión de la Junta de Distrito y presentarlas ahí”, explican.

Desde la asociación aseguran que la idea de que haya más zonas habilitadas para los canes en el barrio les parece bien, no obstante, abogan por mantener la zona de juegos tradicionales y rechazan que sea ese el solar propuesto en change.org el que se reconvierta. “En otro solar próximo, separado de la zona de juegos tradicionales y petanca, la asociación sí que ha propuesto que se convierta en una zona para perros”, apunta Rodríguez.

El presidente de la asociación también cree, como ocurre en otras zonas de la ciudad, que la suciedad generada por los perros es “uno de los problemas de convivencia de los que padece el barrio”. Rodríguez señala que hace un tiempo el programa ‘Verde que te quiero verde. No marrón’, recientemente implantado en el barrio Jesús, aterrizó en el Actur pero consideran que “hace falta algo más” para concienciar a los dueños de las mascotas.

Etiquetas
Comentarios