Despliega el menú
Zaragoza

Cubero: "Lo que diga la jueza me importa un carajo"

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza dice que la sentencia del 010 "no tiene efecto" y que los magistrados "siempre ceden al chantaje de los poderosos".

Alberto Cubero, en una comisión del área de Servicios Públicos y Personal.
Alberto Cubero, en una comisión del área de Servicios Públicos y Personal.
O. Duch

"A mí lo que diga la jueza me importa un carajo, yo defiendo siempre a las trabajadoras". Así ha reaccionado el concejal de Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, a la sentencia del Contencioso-Administrativo número 4, que acaba de anular la municipalización del servicio de atención telefónica municipal, el 010.

El edil de ZEC se ha enterado de la sentencia este lunes por la mañana en la comisión de su área, al comunicarle el fallo judicial la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández. En caliente, Cubero ha dicho que esa sentencia "da igual", ya que "hay una sentencia firme del juzgado de lo social que dice que las trabajadoras son municipales". "No va a tener efecto", ha avanzado.

El responsable de Personal ha continuado con su ataque a los jueces citando la reciente polémica elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial, y ha señalado que los magistrados "siempre ceden al chantaje de los poderosos en este país". "En este caso, me parece que lo han hecho con la CEOE", ha señalado en referencia a la confederación de empresarios que interpuso el recurso contra la municipalización del 010.

Además, el concejal se ha referido a Concepción Gimeno, titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número 4 como "la señora Conchita". Por último, Cubero ha afirmado que volvería a repetir los pasos que ha dado en este proceso de internalización del servicio, "porque lo que estaba en juego era el interés de las trabajadoras".

No es la primera vez que el concejal de ZEC ataca a los jueces españoles, ya que en febrero calificó de "terroristas" a los magistrados "que encarcelan raperos por decir la verdad", a raíz de una charla de Pablo Hasel en el Luis Buñuel. Meses antes, también dijo que la actuación de la jueza en el caso del 010 era "vergonzosa" por ponerse "del lado de los empresarios" y "en contra de los trabajadores", unas palabras que levantaron el rechazo de todas las asociaciones de jueces en Aragón.

Etiquetas
Comentarios