Despliega el menú
Zaragoza

Patrimonio permite exhumar a los hermanos Lapeña en el Valle de los Caídos

El organismo ha solicitado consejo al Consejo Médico Forense del Ministerio de Justicia sobre el procedimiento para localizar e identificar los restos.

Día en el que iba a comenzar la exhumación de los dos hermanos de Calatayud. Se bloqueó por motivos de seguridad.
Comienza la exhumación de los dos hermanos de Calatayud en el Valle de los Caídos
Enrique Cidoncha

Patrimonio Nacional ha anunciado que abrirá "una puerta de entrada y tomará medidas para que el acceso sea posible cuanto antes" con el fin de exhumar los restos de los hermanos Lapeña, nacidos en Villarroya de la Sierra (Zaragoza).

Manuel Lapeña, veterinario en el municipio y fundador de la CNT (aunque con el tiempo se desvinculó del sindicato), fue fusilado por el bando nacional en el barranco de la Bartolina, en Calatayud.

Su hermano Antonio, herrero de profesión, también formó parte del sindicato, y aunque no ejerció cargos de responsabilidad, huyó al monte tras comprobar lo que le sucedió a su hermano. Le capturaron, y si bien le prometieron que no le pasaría nada, le fusilaron en las tapias del cementerio.

La decisión de Patrimonio se ha adoptado después de conocerse un informe del Instituto Torroja del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que considera "posible con determinados límites" el acceso a la Capilla del Sepulcro del Valle de los Caídos para esta exhumación.

El Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, reunido este miércoles, recibió el informe del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja sobre el estado estructural y constructivo del cerramiento, forjados e interior de la cripta adyacente a la Capilla del Santo Sepulcro de la Basílica del Valle de los Caídos.

En el nivel 3 de dicha cripta pueden encontrarse con alta probabilidad los restos de los hermanos Lapeña Altabás, según el Auto de 30 de marzo de 2016 del Juzgado nº 2 de Primera Instancia e Instrucción de San Lorenzo de El Escorial, para cuyo cumplimiento se solicitó el informe del Instituto Eduardo Torroja.

Por todo ello, Patrimonio explica que iniciará a la "mayor brevedad posible, las obras para acceder al nivel 3 de la cripta adyacente a la Capilla del Santo Sepulcro, conforme a las conclusiones del Informe".

No obstante, el organismo ha solicitado un documento al Consejo Médico-Forense, órgano consultivo del Ministerio de Justicia, sobre el procedimiento aplicable a la localización, identificación y, en su caso, exhumación de los restos de los hermanos Lapeña Altabás.

Otra de las acciones llevadas a cabo por Patrimonio es encargar al Instituto Eduardo Torroja un informe sobre el estado estructural y constructivo del cerramiento, forjados e interior del conjunto de las criptas adyacentes a la Basílica del Valle de los Caídos y del estado de los columbarios existentes en ellas.

El lunes 23 de abril los técnicos del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, del CSIC, reanudaron las actuaciones técnicas, finalizando los trabajos de campo y entregando el Informe al Patrimonio Nacional el viernes 1 de junio.

Desde Patrimonio, se informa que a la vista de los trabajos, los tabiques que separan las estancias de los niveles 3 y 2 del trasdós de la Capilla no son estructurales y pueden practicarse, por consiguiente, huecos de acceso sin que la estructura principal se vea afectada. "En la misma situación se encuentran los tabiques de cerramiento de los descansillos de la escalera principal del trasdós de la citada Capilla", añaden.

Mediante una inspección del nivel 3 de dicha cripta con el videoscopio se ha observado, en algunas zonas, una disposición ordenada de los columbarios, apilados en columnas dentro de la cripta. "En general, el estado de conservación de la mayoría de las zonas visualizadas es aceptable, manteniendo su integridad", según el informe del CSIC.

El informe establece una evaluación estructural de la capacidad de resistencia de los nervios y del forjado con una limitación de la sobrecarga máxima admisible de 355 kilopondios (kilogramo-fuerza) por metro cuadrado.

Sin embargo, la patología observada en las placas del forjado aconseja que la sobrecarga quede reducida a 215 kp/m2, y por razones de seguridad no se recomienda el acceso de personal a la estancia sin tomar previamente medidas que garanticen la transferencia de cargas a los nervios del forjado de forma directa.

También se recomienda un apeo preventivo de las placas de entrevigado del forjado de techo en los recintos de las zonas de paso como precaución ante posibles desprendimientos.

Atendiendo a motivos de seguridad, el informe aconseja elaborar un protocolo de actuación para que solo opere el mínimo y estrictamente necesario personal técnico para la tarea de movimiento y traslado interno de los columbarios.

Etiquetas
Comentarios