Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Daroca busca una solución urgente al agua de boca y aplaza el llenado de las piscinas

El alcalde se reúne este martes con el consejero Guillén para estudiar todas las alternativas posibles

Durante casi dos semanas estuvieron sin agua potable.
Un vecino llena unas garrafas de un depósito instalado en la plaza de San Pedro.
Ayto. Daroca

El Ayuntamiento de Daroca abrió el viernes las piscinas municipales pero, por el momento, los usuarios solo pueden acceder al césped a tomar el sol o ir al bar y a las instalaciones deportivas. Hasta que no se garantice el abastecimiento de agua potable al municipio se ha decidido prohibir el baño y los vasos no se pondrán en uso.

Es una de las consecuencias de los problemas con el suministro de agua a los vecinos, que llevan ya más de una semana, desde la noche del lunes pasado, sin poder beber de los grifos de sus hogares por altos niveles de turbidez. El alcalde, Miguel García, señaló que, hasta que no se normalice la situación, no se ha procedido al llenado de las piscinas municipales. Este anuncio se ha comunicado a la población a través de las redes sociales y con bandos en distintas ubicaciones y en la puerta de acceso a las piscinas. El Ayuntamiento ha informado así del aplazamiento de la apertura del servicio de baño hasta una fecha, sin determinar, que será notificada a través de los mismos medios.

Debido a las lluvias torrenciales y la crecida del río Jiloca, las gravas del cauce se filtraron hasta el pozo de captación de agua para consumo que se sitúa cerca del lecho del mismo. Una situación que se complicó el miércoles a última hora, cuando apenas salía agua por los grifos en algunas zonas del municipio. Al día siguiente se localizó la avería y el suministro se fue recuperando poco a poco, aunque provocó quejas y malestar entre vecinos.

El alcalde señaló que el nivel de turbidez que ha provocado los problemas tiene su origen en que "el nivel freático ha sobrepasado el del pozo y se filtraba por encima". Se ha podido localizar el problema gracias a una inspección con cámaras en todas las zonas de captación.

Sin embargo, hasta que no se repare, se mantendrá la restricción en el consumo de agua. "Dependemos de que baje el nivel freático para que la situación empiece a normalizarse", dijo. Este servicio requiere una intervención a corto y medio plazo. El alcalde se reune este martes al mediodía con el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, para "abordar las soluciones urgentes, como reparar los pozos (ya están encargados los trabajos) y la instalación del equipo de bombeo y la instalación de equipos de filtración». El coste, según las primeras estimaciones, podría ascender a 180.000 euros.

Y, mientras tanto, la población continúa consumiendo agua embotellada o rellenando garrafas en uno de los siete depósitos que ha dispuesto el Ayuntamiento en distintos puntos de la localidad. Los bomberos de la Diputación de Zaragoza realizan varios viajes al día para abastecer este suministro para la población así como para varias empresas locales, que han dispuesto medios provisionales ante la falta de agua potable en la red general. En total, según contabilizó el alcalde, los bomberos están aportando unos 120.000 litros diarios para atender toda la demanda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión