Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza provincia

Los 2.000 vecinos de Daroca se quedan sin agua tras cuatro días sin poder beber por su turbiedad

Al único pozo de captación se han filtrado gravas del río Jiloca y la turbidez supera los límites para que sea potable. Además, desde primera hora del jueves no sale apenas agua de los grifos.

S. Campo Actualizada 14/06/2018 a las 10:56
Foto de archivo de Daroca.Macipe

Los algo más de 2.000 vecinos de Daroca llevan desde la noche de lunes sin poder beber agua de los grifos de sus hogares. Debido a las lluvias torrenciales y la crecida del río Jiloca, las gravas del cauce se han filtrado hasta el pozo de captación de agua para consumo que se sitúa cerca del lecho del mismo. El alto nivel de turbiedad que presenta el agua hace que no sea potable para beberse.

Además, desde este jueves a primera hora de la mañana apenas sale agua por los grifos. "Estamos desbordados, no damos con la avería. Se eleva el agua al depósito pero no conseguimos que entre en la red", ha explicado a Heraldo.es el alcalde Miguel García. Desde el Ayuntamiento han asegurado que están realizando todas las gestiones posibles, en contacto con la Diputación y el Gobierno de Aragón, para solucionar el problema cuanto antes.

"El lunes al mediodía ya recibimos los primeros avisos por parte de algunas personas que nos alertaron de que el agua salía en sus casas muy sucia. Por la tarde tomamos muestras y los análisis nos confirmaron que no era apta para el consumo, aunque se mantiene el servicio para que se pueda utilizar en la limpieza y los inodoros", explicó el alcalde. Si el máximo de turbidez permitido es de 5, ha llegado a alcanzar los 45, concretó el primer munícipe. El Consistorio informó de la situación la noche del lunes con bandos y a través de las redes sociales y Whatsapp. Según el regidor, no se sabe cuándo se podrá solventar el problema.

Se da la circunstancia de que desde principios de abril está clausurada la segunda captación de agua potable con la que contaba el municipio después de que se detectara una alta concentración de selenio. Se cerró esta tubería y se conectó con el otro depósito que ahora se ha inutilizado también.

El alcalde darocense reclamó ayer ayudas para garantizar el abastecimiento de agua potable. "De momento estamos trabajando con el asesoramiento de un técnico de la DPZ y una empresa especializada. Además, un experto tendrá que determinar cómo se ha producido la filtración", dijo. Criticó que el Instituto Aragonés de Agua no haya podido prestarles ayuda ante esta nueva incidencia "por falta de recursos". Recordó que ya han denunciado que carecen "hasta de filtros".

El regidor exigió que las administraciones se impliquen económicamente para dar una solución definitiva: "A ver si ahora nos escuchan y nos consideran de verdad una zona catastrófica en lugar de tenernos tan abandonados". A corto plazo urgen sistemas de filtrado y de alertas y a largo plazo un sondeo para detectar un nuevo pozo.

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo