Despliega el menú
Zaragoza

Continúan los trámites para la variante de Chodes que evitará el tráfico por los estrechos arcos

El proyecto ya está redactado y la DGA ha optado por una circunvalación por el suroeste. El presupuesto es de 465.000 euros

Un camión atraviesa uno de los arcos de la plaza de Chodes.
Un camión atraviesa uno de los arcos de la plaza de Chodes.
Macipe

La tramitación para la construcción de una variante que evite el continuo paso de camiones de gran tonelaje por la carretera autonómica A-2302 que atraviesa los estrechos arcos de la plaza de Chodes, declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, continúa adelante. El Ejecutivo autonómico cuenta ya con el proyecto para la circunvalación, que discurrirá por la zona suroeste, la opción más cercana al casco urbano. Tiene un presupuesto de 465.000 euros y un plazo de ejecución de unos seis meses. El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda contempla que se pueda empezar a tramitar la licitación a principios de verano. La previsión es que a lo largo de este año se haya adjudicado el proyecto para que las obras puedan comenzar ya en 2019.

El Boletín Oficial de Aragón ha publicado la decisión del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de esta obra, aunque sí establece una serie de medidas correctoras.

Los representantes municipales de Chodes, Arándiga, Nigüella, Mesones de Isuela, Tierga, Trasobares, Calcena, Purujosa y Morata de Jalón llevaban tiempo reclamando una solución para esta carretera. Una de las opciones era proponer una alternativa "viable" hasta que la variante sea una realidad, algo que, según indicó María Dolores Torrubia, alcaldesa de Chodes, parece quedar descartado. La primera edil recordó ayer la importancia y urgencia de esta infraestructura, "porque si no al final las casas se vendrán abajo".

Hay que recordar que la carretera autonómica A-2302 atraviesa dos arcos de la original plaza de Chodes, construida en la segunda mitad del siglo XVII, declarada Bien de Interés Cultural y que consta de 24 viviendas. Unas señales de tráfico prohiben la circulación de los camiones que superan los 3,8 metros de altura, aunque hay quien desoye esta limitación para no tener que dar un rodeo. Dada la estrechez de los arcos y el tamaño de los tráilers se han provocado daños estructurales y ha motivado también quejas de los vecinos que soportan ruidos y vibraciones. La preocupación era tal que el Ayuntamiento llegó incluso a fotografiar a los infractores y a remitir las imágenes a la Dirección General de Tráfico.

La consejería de Vertebración del Territorio apuesta por una actuación, con una longitud de 621 metros, para acondicionar la carretera A-2302 (en un tramo de 226 metros) y construir una pequeña variante para desviar por la periferia parte del tráfico de la travesía (395 metros). La calzada tendrá una anchura de seis metros, con arcenes de 50 centímetros a ambos lados. El proyecto, promovido por la Dirección General de Movilidad e Infraestructuras de la DGA, no se someterá al procedimiento de evaluación de impacto medioambiental porque no implica afecciones significativas sobre la vegetación, la fauna o el suelo. Tampoco sobre la Red Natura 2000 y además es compatible con los objetivos del plan de recuperación del águila-azor perdicera, según figura en el expediente.

Etiquetas
Comentarios