Despliega el menú
Zaragoza

Un camión causa daños en un arco de la plaza de Chodes, declarada BIC

Al parecer, el conductor desoyó la señal que prohíbe el paso de vehículos que superan los 3,8 metros de altura.

Un camión causa daños en un arco de la plaza de Chodes
Un camión causa daños en un arco de la plaza de Chodes
Heraldo

Un camión de gran tonelaje que transitaba este martes por la carretera A-2302 desoyó la señal que prohíbe el paso de vehículos que superan los 3,8 metros de altura por la plaza de Chodes, declarada BIC, y provocó importantes daños en uno de los arcos.

Responsables municipales y vecinos, que observaron los hechos, obligaron al conductor a dar marcha atrás y dieron aviso a la Guardia Civil de Tráfico.

Agentes de Calatayud se desplazaron a la localidad aunque, cuando llegaron, el tráiler había continuado su camino por una vía alternativa y solo pudieron ver las fotos que habían captado, que reflejan la matrícula y los cascotes que quedaron diseminados por el suelo.

La alcaldesa, María Dolores Torrubia, ha mostrado su indignación con esta situación que, según asegura, llevan soportando “mucho tiempo”. Los arcos de entrada y salida de esta plaza (una de las más originales de Aragón, construida entre 1676 y 1678, y con 24 viviendas), que atraviesa una carretera autonómica, conservan numerosos rasguños y señales que ha ido causando el tránsito de trailers. Ahora, sin embargo, el deterioro se ha agravado. “Hace unos días -recuerda la primera edil- otro camión también rompió parte de la pared”. En ese caso, consiguió pasar el arco y continuar la marcha.

El pasado mes de abril, alcaldes de nueve pueblos de tres comarcas zaragozanas (Comunidad de Calatayud, Valdejalón y Aranda) se unieron para exigir una solución al tráfico que soporta esta singular plaza circular. El consejero de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, viajó entonces hasta Chodes para conocer in situ el problema y se comprometió a buscar una solución. En ese momento se descartó la construcción de una variante (alegando que sería una obra muy costosa y que se traduciría en años de tramitaciones) que, sin embargo, hace unos días se volvió a poner sobre la mesa como la opción más aconsejable. Mientras llegue esta infraestructura (para la que habrá ya partida presupuestaria en 2017 para iniciar los estudios), se planteó desviar la circulación de vehículos pesados por otra parte del casco urbano, un desvío al que el Ayuntamiento se opone.

En el pleno del pasado día 15, muchos vecinos mostraron su oposición a esta alternativa temporal porque, según defienden, solo se consigue trasladar “el problema de los trailers a otra plaza”. La alcaldesa también se muestra en contra y ya ha informado de su postura al director general de Movilidad e Infraestructuras del Ejecutivo autonómico, José Gascón.

Etiquetas
Comentarios