Despliega el menú
Zaragoza

Un jubilado que vivía solo aparece muerto en su domicilio de Zaragoza

Se trata de un hombre mayor de 70 años que vivía solo. Unos amigos del fallecido dieron la voz de alarma porque hacía días que no le veían.

Localización donde ha aparecido un anciano que llevaba diez días muerto, en el Picarral.
Localización donde ha aparecido un anciano que llevaba diez días muerto, en el Picarral.

Un hombre jubilado que vivía solo ha sido hallado muerto este domingo en su vivienda del barrio de Zalfonada, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza. Se trata de un varón mayor de 70 años que responde a las iniciales de J. O. A. y que residía en el número 33 de la calle de Juslibol, inmueble en el que ha sido encontrado sin vida hacia las 12.00.

Han sido tres amigos del fallecido, todos ellos también jubilados, los que han dado la voz de alarma. Al parecer, los allegados del hombre llevaban días llamándole por teléfono sin obtener respuesta y este domingo por la mañana han decidido acudir a su casa porque estaban preocupados por él. Un vecino de la finca les ha abierto la puerta del portal y para que subieran hasta el tercer piso, donde residía el hombre, y llamar directamente al timbre de la vivienda.

Al no recibir respuesta alguna, han dado aviso a los servicios de emergencia. Los bomberos y la Policía Nacional han acudido hasta el lugar y han accedido al piso, donde han hallado sin vida al hombre. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía han señalado que en el piso no se han encontrado signos de violencia.

Un jubilado aparece muerto en su domicilio en Zaragoza

El fallecido vivía en la finca desde hacía unos ocho o nueve años, según han informado los vecinos. En su rellano hay tres viviendas más, pero solo una está ocupada y está situada en el ala opuesta, separada por dos puertas de seguridad. Además, ambos inmuebles ni siquiera comparten ascensor, por lo que no resulta extraño que nadie en el inmueble echara de menos estos días al hombre.

Este domingo por la mañana, los bomberos de Zaragoza acudieron a otros dos domicilios de la capital a asistir a personas mayores pero solo pudieron constatar su muerte. En un primer momento se barajó la posibilidad de que estas personas también vivieran solas, pero más tarde se confirmó que no era así y que habían fallecido por causas naturales.

Tercera persona que muere sola en lo que va de año

En lo que va de 2018, esta es la tercera muerte de una persona mayor de 65 años que vive sola en la capital aragonesa. El 4 de enero, falleció Carmelo G., un anciano de 80 años que pasó tres días tirado en el suelo de su casa sin poder moverse ni avisar a nadie. Unos días más tarde, el 19 de enero, en el Hospital Clínico murió Fernando F. S.,  de 73 años, quien había sido rescatado por la Policía Nacional de su piso de La Bozada, en el que se declaró un incendio.

Cada vez más personas, casi siempre mayores, mueren solas en casa, por accidente o de forma natural, sin que nadie se percate de ello hasta pasado un tiempo. A veces se tarda meses en descubrir la tragedia, como ocurrió en abril del año pasado en Teruel, cuando fue hallado el cuerpo de una mujer de 79 años que llevaba muerta 90 días. La inusual presencia de moscas en el entorno de su piso fue lo que alertó a los vecinos. Según los datos oficiales, en Aragón hay unos 83.000 hogares unipersonales de mayores de 65 años.

Etiquetas
Comentarios