Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

Denuncian la falta de médico en la residencia de ancianos IASS Borja

El centro lleva cuatro meses sin que se cubra la plaza que dejó el anterior geriatra y ha remitido un escrito al Justicia. La DGA explica que hay "toda la voluntad del mundo" en enviar un médico a esta residencia, el problema es la falta de especialistas.

Denuncian la falta de médico en la residencia de ancianos IASS Borja
Denuncian la falta de médico en la residencia de ancianos IASS Borja
Aránzazu Navarro

La falta de médicos y especialistas para cubrir la plaza de un geriatra en la residencia de mayores IASS Borja ha llevado a la plantilla de este centro público a impulsar una recogida de firmas entre los familiares de los residentes y remitir un escrito al Justicia de Aragón para tratar de buscar solución a una situación que acarrean desde hace meses.

"Esto es una residencia pública, del IASS, y la plaza de médico estaba cubierta por una persona que ha estado aquí unos 30 años, pero a finales de febrero del año pasado se trasladó al Hospital Miguel Servet y la plaza quedó vacante. Estuvimos cuatro meses, hasta el 2 de julio, sin médico. En ese tiempo no hicimos nada, hasta el último mes que mandamos un escrito a función pública, dirección provincial, gerencia y sindicatos manifestando nuestra situación y pidiendo explicación de por qué no se cubría esa plaza", relata Beatriz Gil, una de las enfermeras del centro.

El escrito tuvo sus frutos, y a principios de verano encontraron sustituto para esta plaza, aunque solo por unos meses. "A día 2 de julio tuvimos un médico que estuvo julio, agosto y septiembre, pero le ofrecieron un contrato en Barbastro y como él era de Huesca se marchó a trabajar allí. Volvimos a la misma situación sin médico y a los 15 días nos pusimos manos a la obra para remitir de nuevo escritos a los diferentes departamentos. Les pedíamos que además de cubrir la plaza de RPT cambiasen las características para que en caso de no haber geriatras en paro en la bolsa de trabajo, esta pudiese ser cubierta por un médico de familia. Es una forma de que sea más fácil de cubrir esta plaza", puntualizan.

Denuncian la falta de médico en la residencia de ancianos IASS Borja

Residencia de mayores IASS Borja.

Según informan las sanitarias del centro, en la residencia hay actualmente 98 plazas de estancia definitiva y 11 de estancia diurna. La necesidad de contar con la figura de este especialista es, por tanto, manifiesta. "Tenemos 92 residentes viviendo aquí, pero también nos traen a veces a ancianos que están un mes por descanso del cuidador o convalecencia de ellos mismos, por reagudización de la enfermedad o tras una caída en la que se rompen la cadera", detalla esta enfermera.

Ante la falta de médicos que ocupen esta plaza vacante desde hace cuatro meses son los propios profesionales del centro de salud de Borja quienes se ocupan de atender a los residentes, pero la atención -recalcan- no es la misma que tenían antes: no hay un seguimiento crónico de estos residentes como se venía haciendo y los médicos de familia del centro de salud de Borja tampoco pueden hacer más por atender a estos pacientes.

"Los médicos del centro de salud vienen cuando les llamamos de urgencia, pero no hay un control de manera crónica del tratamiento ni analíticas periódicas. El conocimiento del residente no es como cuando aquí hay un médico. Toda la burocracia, atención a familiares, etc. lo tenemos que hacer ahora las enfermeras y de nosotras depende si el médico viene o no", se quejan.

Falta de especialistas en geriatría

Tras impulsar una recogida de firmas por correo electrónico, en un intento por que los propios familiares puedan ejercer también presión, la plantilla de la residencia remitió un escrito al Justicia de Aragón, quien visitó la residencia el pasado mes de noviembre para manifestarles su apoyo y admitir la queja a trámite.

Denuncian la falta de médico en la residencia de ancianos IASS Borja

"A día de hoy no sabemos nada todavía. Lo siguiente que hemos hecho ahora, con apoyo de la doctora Benavides del centro de salud de Borja, es mandar una carta a todos los familiares uno por uno para explicarles la situación de la residencia y adjuntarles el formulario de una queja que enviaremos a la DGA a ver si pueden hacer algo. Actualmente los ancianos residentes están siendo atendidos por los médicos del centro de salud, pero solo vienen a atenderlos cuando el equipo de enfermería los llama por una urgencia. No hay un seguimiento crónico de estos residentes como se venía haciendo y ellos, por toda la carga de trabajo que tienen, no pueden hacer más", insiste esta enfermera.

Por su parte, fuentes del departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón indican que "hay toda la voluntad del mundo en enviar un médico-geriatra a esta residencia", el problema -argumentan- es la falta de especialistas que afecta a Aragón y a otras comunidades de España. "No hay médicos geriatras y actualmente no se puede meter a un médico de familia en esa plaza. El IASS está trabajando constantemente en ello y hay que recordar que todos los residentes tienen un médico de cabecera como referente, que no están desatendidos, pero la modificación de la plantilla depende ya de función pública y se ha hablando tanto con el Inaem como con Hacienda para buscarle solución", informan desde la Consejería.

Etiquetas
Comentarios