Despliega el menú
Zaragoza

Un juez ordena proteger a la mujer cuyo piso sufrió un incendio con sus hijos dentro

La Policía sigue investigando si el fuego fue provocado por su última expareja.

Un juez ha ordenado a la Policía Nacional proteger a la mujer cuyo piso sufrió un incendio en la madrugada del pasado martes con sus dos hijos dentro. El fuego arrasó la vivienda y afectó a todo el inmueble de la calle Francisco Izquierdo Molins 21, del barrio de La Paz. La medida judicial se adoptó ayer después de que el juez considera que se encuentra en "riesgo extremo" por las amenazas de muerte que recibió hace cinco días de su última expareja (que no es el padre biológico de sus hijos; de este último se separó hace cinco años y reside en Málaga).

"Mi expareja me amenazó y me dijo: “Te voy a quitar la vida. Vas a morir con tu familia”. Y se lo ha montado para hacerlo con el incendio", denunció ayer la mujer protegida por dos agentes que desde ayer no la dejan sola. "El juez dictó una orden de alejamiento de mí de cien metros hace cinco días por las amenazas que me hizo. Sé que la Policía está investigando si ha sido él quien causó el incendio", dijo.

Su última expareja, que tiene antecedentes penales por otros delitos, fue interrogado por la Policía respecto al incendio y detenido por un asunto de drogas. Ayer fue puesto a disposición judicial y el magistrado ordenó su puesta en libertad respecto a su participación en los daños de la vivienda por la falta de pruebas. No obstante, sobre él pesan cargos respecto a las amenazas de muerte a su antigua compañera.

"Tengo un juicio con mi expareja la semana que viene y estoy protegida por la Policía desde que me ingresaron en el Hospital Miguel Servet", apuntó la mujer que resultó intoxicada por el fuego declarado en su domicilio, que sigue precintado.

La Policía continúa con las pesquisas para determinar si el incendio de la vivienda fue provocado o fortuito. De momento, está a la espera de los resultados de las pruebas de laboratorio de la Policía Científica. Aun así, se presenta larga la investigación porque el incendio arrasó el salón con una "fuerza brutal" que ha sorprendido a los agentes y no ha dejado muchos resquicios para obtener pruebas objetivas. De momento, lo único que parece claro es que el incendio empezó en el sofá situado cerca de la ventana situada en la planta calle del inmueble del barrio de La Paz.

De cualquier modo, la Policía también ha determinado ya que el incendio no se produjo por una pelea previa esa misma noche. La mujer, su actual novio y sus dos hijos se vieron sorprendidos por el fuego, declarado poco antes de las 4.00 del pasado martes.

Aun así, algún vecino dijo que había escuchado una riña. "Les he preguntado a todos en la casa. Creo que los vecinos se referían a otras peleas que se produjeron las dos últimas veces que vino mi expareja a tirar piedras a mi casa", señaló la afectada.

Agresión en el Hospital Infantil

Para complicar la historia, el miércoles por la mañana se produjo una agresión en el Hospital Infantil de la actual pareja de la mujer a su ex marido que, procedente de Málaga, había acudido con dos hermanas a visitar a sus dos hijos que estaban ingresados después del incendio de la madrugada del martes, según confirmaron fuentes policiales.

Los vigilantes de seguridad se interpusieron entre los dos varones para evitar males mayores y se retuvo al agresor mientras llegaban tres coches de Policía Nacional para hacerse cargo del caso. Al parecer, la agresión consistió en un fuerte puñetazo en la ceja derecha al exmarido sin siquiera mediar una discusión previa. Además, según la denuncia, la mujer agarró del pelo a una hermana de su exmarido y la arrojó al suelo.

La Policía Nacional se llevó al agresor detenido por un delito de lesiones. Ayer por la tarde pasó a disposición judicial, mientras que el herido fue atendido en Urgencias del Hospital Miguel Servet, donde le pusieron cinco puntos de sutura en la ceja.

"Solo espero que se haga justicia y el juez cambie las medidas, como le he pedido, y me dé la custodia de mis hijos para que estén bien y seguros, porque su madre no los tiene en buenas condiciones y cuidados", denunció el ex marido en una comparencia que realizó ayer en el Juzgado de Instrucción 2 de Zaragoza después de la agresión en el Hospital Infantil.

Etiquetas
Comentarios