Despliega el menú
Zaragoza

Los wasap delatan al autor del incendio de un piso de Torrero y el juez lo envía a prisión

Mensajes como "la he quemado viva" inculpan a la expareja de la mujer cuya vivienda fue quemada con sus hijos dentro.

Agentes de la Policía Científica acceden al piso donde se produjo el incendio, el pasado día 28.
Agentes de la Policía Científica acceden al piso donde se produjo el incendio, el pasado día 28.
Toni Galán

Manuel O. L., de 37 años, ingresó ayer en prisión como presunto responsable del incendio que el pasado 22 de agosto arrasó la vivienda en la que dormía su expareja, Tamara V., los dos hijos pequeños de esta, de 5 y 11 años, y su actual compañero sentimental. Los cuatro resultaron lesionados a causa del fuego y el más pequeño fue rescatado in extremis por un policía local que lo sacó de debajo de la cama donde se había escondido asustado. Además, otras 14 personas (seis agentes y ocho vecinos) fueron asistidos por inhalación de humo.

Desde el primer momento, la expareja de Manuel O. L. apuntó a este como autor del incendio, declarado sobre las 4.00, aunque ningún testigo lo vio a esas horas en la calle de Francisco Izquierdo, donde está ubicado el inmueble. Además, cuando la Policía lo interrogó como testigo, el sospechoso aseguró que a esa hora estaba durmiendo. Incluso las primeras pesquisas sobre el incendio revelaron que si bien había sido fruto de una "acción humana", el estado en que quedó la habitación donde se originó hacía imposible decir si era accidental o intencionado.

No fue hasta que se analizó el teléfono móvil de Manuel O. L., que este entregó voluntariamente a la Policía, cuando los agentes descubrieron una serie de mensajes de Whatsapp que había enviado a varias personas (en las horas en las que decía que estaba durmiendo) en las que reconocía de forma palmaria que había sido el autor del incendio. "La he quemado viva", "la he liado gorda", "le he echado bolas de petroball" (arrancadores de fuego) o "lo planeé bien" son algunos de los que ayer pudo leer el juez de guardia antes de enviarle a prisión.

A pesar de estas afirmaciones, el detenido volvió a negar los hechos y los justificó diciendo que, dada la mala relación que tiene con su ex y al enterarse de lo que había pasado, había decidido atribuirse la autoría ante sus conocidos para "presumir".

Una acción similar que puso en riesgo la vida de las personas ocurrió en noviembre de 2016 cuando un vecino de Tenor Fleta provocó, según la Policía, una explosión de gas que arrasó tres viviendas. En ese caso no fue a prisión, aunque tiene una orden de alejamiento dictada por la Audiencia.

Etiquetas
Comentarios