Despliega el menú
Zaragoza

La cadena de ropa infantil Zippy cierra sus tiendas en Zaragoza

Es una de las últimas firmas en dejar la ciudad, que en los últimos años ha perdido 500 comercios.

La cadena de ropa infantil y puericultura Zippy abandona Zaragoza. Tras el cierre de su último establecimiento en el centro comercial Gran Casa, la firma -perteneciente al grupo portugués Sonae- se queda sin presencia en la ciudad, donde también contó con locales en Plaza y Augusta.

Se trata de la última firma en añadirse a una larga lista de persianas bajadas en la capital aragonesa, que en los últimos cinco años ha visto cómo perdía 500 comercios -entre aperturas y cierres- por culpa de la crisis y de la reducción del consumo.

Desde la empresa lamentan este decisión, que “se debe a la reducción de tráfico y atractivo del centro comercial para nuestro concepto”, pero recuerdan que el grupo mantiene la presencia de otras marcas en Zaragoza, como Sport Zone y Worten.

Además, no se descarta su vuelta, teniendo en cuenta que Zippy ha abierto este año tres tiendas en España e inaugurará nuevos establecimientos en los próximos meses en diferentes ciudades del país. En cuanto a Zaragoza, la compañía seguirá “atenta a las oportunidades que ofrezca la capital”.

De hecho, la tónica general de este 2015, tras varios años difíciles para el sector comercial, está siendo la de más aperturas, sobre todo en la zona centro y en las grandes superficies más concurridas, después de que en 2014 tan solo se perdieran 22 comercios en la ciudad -frente a los 238 de 2012-.

Algunas de estas inauguraciones han supuesto la llegada de nuevas firmas esperadas por los consumidores, como fue el caso del restaurante Kentucky Fried Chicken o el de la cadena de ropa Mulaya, ambos esta primavera en Puerto Venecia. Unos meses antes se instalaba Dunkin' Coffee, la marca con la que opera Dunkin' Donuts en España, en este caso en Gran Casa.

Incluso en abril se dio a conocer el proyecto de creación de una gran zona comercial de 22.500 metros cuadrados especializada en outlet en la actual fábrica de Pikolín. De conseguir los permisos, las obras comenzarían en 2017, cuando la empresa de colchones traslade su actividad al polígono Plaza.

Etiquetas
Comentarios