Despliega el menú
Zaragoza

Ruido "físico y burocrático" contra una antena telefónica

Los vecinos han convocado una cacerolada contra la instalación de una antena en la calle de Oviedo y entregarán más de 1.200 firmas en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Mapa elaborado por los vecinos de La Paz sobre edificios cercanos a la antena
Ruido físico y burocrático contra una antena telefónica en La Paz

Los vecinos de La Paz han pasado a la acción. El barrio lleva años luchando contra las antenas de telefonía móvil y por eso rechaza de pleno la instalación, que se prevé inminente, de una de ellas sobre el número 157 de la calle de Oviedo. Tal y como explica la presidenta de la asociación de vecinos "ha llegado el momento de hacer ruido" y por eso, el siguiente acto convocado es una cacerolada, el próximo martes 28 de enero, frente al bloque de viviendas donde está previsto colocar la antena.

Los vecinos del bloque 159 se enteraron en noviembre, por carta, de que el propietario del edificio contiguo había aceptado la colocación de una antena en su tejado. Supieron en esa misma carta que el Ayuntamiento de Zaragoza lo había aprobado en el pleno del 27 de septiembre y que se les había pasado el plazo para reclamar.

1.200 firmas

Desde entonces, la asociación de vecinos de La Paz ha conseguido 1.200 firmas en contra de la colocación de la antena en el barrio. El documento que las recoge será entregado en el próximo pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. Sin embargo, los residentes de la zona saben muy bien que el Consistorio apenas tiene margen de maniobra en este caso, ya que es el Ministerio de Industria el que autoriza o no la instalación de estos elementos, en función de las características técnicas del edificio. Por eso, enviarán una copia a la Delegación del Gobierno dirigida al Ministerio de Industria y también a Vodafone España.

El Ayuntamiento recalca que la administración local apenas tiene competencias en este sentido y explica que "lo único que puede hacer" es incluir la decisión de Industria en un listado de antenas de la ciudad. El Consistorio quiere, además, dejar claro que el Ayuntamiento de Zaragoza fue "proactivo" en estos temas y redactó una normativa "muy restrictiva" para que todas las partes viviesen la proliferación de antenas "con ciertas garantías". Sin embargo, esta norma quedó 'fuera de juego' en los tribunales.

Quejas de los vecinos

La antena del número 157 de la calle de Oviedo está ya incluida en el plan de implantación, por lo que el Ayuntamiento anuncia que se instalará en un breve periodo de tiempo. Charo Giménez, presidenta de la agrupación vecinal de La Paz, reprocha al alcalde de Zaragoza y a los distintos grupos municipales el que nadie haya contestado a las cartas que se les envió en noviembre pidiendo la paralización del proceso. "Para ellos es algo muy técnico pero a nosotros nos preocupa y queremos que nos hagan caso. Así que vamos a hacer ruido, porque nadie nos ha contestado y parece que la única forma de que te escuchen es haciendo ruido", expone Charo.

Fernando, un vecino del barrio que vive junto a su mujer en el número 159 de esa misma calle, protesta por "no tener nada que decir en el asunto viviendo puerta con puerta" del bloque donde se instalará la antena de telefonía. Además, Fernando se muestra preocupado y por eso ha participado en la recogida de firmas y acudirá a la cacerolada: "Cuando pusieron las de la plaza de Gallur dijeron que había muchos casos de cáncer y por lo que nos han contado en distintas charlas sabemos que, desde luego, no traen nada bueno".

Charo, destaca por su parte que los residentes del bloque 157 son alquilados y que, por lo tanto, tampoco han podido opinar. Según cuenta esta vecina, una de las inquilinas ha avisado de que dejará la vivienda porque se niega a exponerse a vivir bajo una antena de telefonía móvil.

Etiquetas