Despliega el menú
Zaragoza

Tercer Milenio

Resignación en la primera mañana de endurecimiento de la huelga de autobuses

Desde este lunes los trabajadores de los autobuses urbanos de Zaragoza realizan paros desde las 8.00 a las 10.00 y de 20.00 a 22.00.

Parada de autobús en Hernán Cortés
Parada de autobús en Hernán Cortés
A.A.C

Los trabajadores de autobuses urbanos de Zaragoza han endurecido este lunes los paros por la huelga que llevan a cabo desde hace unas semanas para protestar por el despido de 153 compañeros. A partir de hoy y de forma indefinida la huelga se realizará de 8.00 a 10.00 y de 20.00 a 22.00.

A pesar de ser el primer día con el nuevo horario que afecta a las horas punta de entrada y salida del trabajo, en el centro de la capital no se notaban los cambios excesivamente. Las paradas este lunes por la mañana no mostraban extensas filas y los servicios mínimos funcionaban con normalidad. Los barrios más alejados del centro que no cuentan con tranvía han sido los más perjudicados.

En paradas más concurridas como la del 35 y 38 en la calle de Hernán Cortés con paseo de Pamplona, la gente que esperaba reconocía que normalmente "es un lugar donde se concentra más gente a estas horas". "Hoy nos toca esperar un poco más, pero lo sabíamos así que hemos salido antes", reconocía María Jesús que utiliza este transporte para ir a trabajar diariamente. Las frecuencias de 10 minutos han llegado a duplicarse en algunos casos.

Un poco más abajo en paseo de Pamplona, en la parada del 22, 34 y 51, Ramón aseguraba que las frecuencias se habían espaciado más que de costumbre pero "estamos acostumbrados a esperar, así que, paciencia", recomendaba con resignación. Sin embargo, otros como Joaquín llegaban tarde a trabajar y no se lo tomaban con tanta tranquilidad, "tienen que arreglar esto de una vez, a los que no podemos usar el tranvía cada vez nos ponen las cosas más difíciles", criticaba.

En paseo de Sagasta la repercusión de la huelga era prácticamente inapreciable, las paradas estaban vacías en muchos momentos y el paso de autobuses constante.

Han sido los barrios los que más han notado los nuevos horarios de paros, con esperas de más de 15 minutos y autobuses llenos que no se detenían por la imposibilidad de recoger a nuevos viajeros, situación que se ha repetido en San José y en la Jota, entre otros.

Después de varias semanas de huelga en las que los paros se han mantenido entre las 12.30 y las 15.30, los trabajadores han pasado a ampliar una hora más los paros y, sobre todo, se complican los horarios.

El Ayuntamiento ha decretado, de momento, servicios mínimos del 50% salvo para los servidos especiales al cementerio durante el puente de Todos los Santos y en el servicio PMR (por razones de sensibilidad social), que serán del 100%.

El comité de empresa estudia recurrir por "abusivos" los servicios mínimos para los paros en horario de mañana y tarde. El comité tiene previsto celebrar este lunes una reunión en la que además de decidir el día que se le comunica al SAMA la próxima reunión con la empresa, para alcanzar una solución a este conflicto, estudiara la posibilidad de recurrir los servicios mínimos.

Etiquetas