Zaragoza

Movilidad urbana en Zaragoza

La empresa de autobuses dice que del ERE solo hablará en los tribunales

Tras más de cinco horas de reunión en la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, las partes han salido sin ninguna novedad con respeto al descenso de salarios y la inaplicación del convenio colectivo.

Concentración de los trabajadores de AUZ

La enésima intentona por llegar a un acuerdo en el conflicto laboral de los Autobuses Urbanos de Zaragoza ha finalizado, una vez más, sin avances. El Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) había convocado este miércoles a ambas partes para intervenir en torno a la inaplicación del convenio colectivo, fuera de vigencia desde que no se llegara a un acuerdo en las negociaciones el pasado 2 de agosto, y que repercute en una bajada del salario del 9% para los trabajadores de AUZ.

En la reunión, el comité de empresa ha planteado un total de tres alternativas que exponían la necesidad de disminuir esta rebaja del sueldo. La primera se basaba en prorrogar el convenio actual hasta el 31 de diciembre salvo en el incremento salarial, que se reduciría y quedaría fijado en IPC más 0,25% para 2014 y 2015 e IPC más 0,5 para 2016.

La segunda incluye mantener el convenio excepto en el incremento salarial, con congelación en 2014 y, en 2015, incrementar los salarios en el IPC de 2004, sobre tablas de 2013.

Finalmente, la tercera ha sido una reducción de jornada, que compensaría el porcentaje de reducción de salario propuesto por el ayuntamiento.

Todas ellas han sido rechazadas por al empresa debido a que con ellas no se podría cumplir el objetivo de gasto marcado en el pliego de condiciones con el Ayuntamiento.

Así, y tras poner sobre la mesa también los 153 despidos producidos el pasado 19 de agosto, ambas partes han vuelto a salir de la reunión sin encontrar ni un solo punto en común en sus posturas, dejando el estudio de la inaplicación del convenio colectivo al arbitraje externo de la Comisión Consultiva Nacional.

El comité de empresa ha propuesto en la reunión volver a retomar la propuesta que en su día hizo el Ayuntamiento, ofreciendo extender en medio millón el kilometraje para reducir el número de despidos bajo una rebaja salarial del 4,4%, algo a lo que la empresa ha respondido remitiendo a la decisión del propio Consistorio, que en caso de hacerse válida en unos meses se volvería a considerar.

Además, ha asegurado que este proceso sobre el convenio colectivo es independiente del ERE ya aplicado y que de este último solo hablará en los tribunales, y no en una mesa de negociación con el comité.

Los trabajadores estudian presentar una posible demanda

A la entrada a la reunión, que se ha extendido durante más de cinco horas, el comité de empresa ha acudido junto con un grupo de trabajadores exigiendo la readmisión de sus 153 compañeros despedidos, asegurando además que el comité acudía al SAMA "con voluntad negociadora", esperando una respuesta a sus propuestas por parte de la empresa que finalmente no se ha producido.

A partir de ahí, los trabajadores seguirán con su calendarios de movilizaciones que pasan por celebrar una concentración diaria en cocheras a las 11.00 y todos los jueves a las 20.00 en la Plaza de Aragón. Además, este jueves los trabajadores se reunirán con asesores jurídicos para preparar una demanda contra los despidos. Para el 4 de septiembre hay convocado un pleno extraordinario del comité de empresa para analizar el posible calendario de huelgas a emprender en caso de no revertir la situación.

Etiquetas