Zaragoza

Zaragoza

"Cuando hay averías no tenemos medios para salir ni entrar al barrio"

Los vecinos de Valdespartera piden alternativas para evitar ?quedarse colgados? cuando los tranvías no funcionan

El tranvía, a su paso por el Paseo de los Olvidados
"Cuando hay averías en el tranvía no tenemos medios para salir ni entrar al barrio"
T. MARTÍN

El pasado jueves, 4 de julio, hacia las 20.00 aproximadamente, por razones “que todavía desconocemos”, apuntan desde la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera, el tranvía pasó a tener una frecuencia de 30 minutos. Primero en dirección Valdespartera-Centro y después, al contrario. La consecuencia, que decenas de residentes del citado barrio del sur de Zaragoza volvieron a sentirse y quedarse “colgados” sin saber a qué hora iban a llegar a sus casas.

“Entendemos, como es lógico, que el tranvía en un determinado momento, tenga averías, igual que puede ocurrir con un autobús urbano. El problema es que nosotros no contamos con ningún otro medio de transporte para llegar a nuestras casas o salir del distrito”, comentan desde la agrupación vecinal. “Cualquier otra persona puede esperar al siguiente bus en el caso de que el anterior haya sufrido algún percance o coger otra línea, pero nosotros no”. “Por eso, solicitamos que, para caso puntuales, como el que ocurrió el jueves, existan lanzaderas u otras alternativas para evitar que decenas de vecinos se queden en la calle”, dicen desde Los Montes de Valdespartera. “Somos conscientes de que no puede haber un autobús esperando a que el tranvía falle, pero sí que haya exista alguna opción, sobre todo por si el percance se produce en horas punta, para evitar problemas”, insisten desde el colectivo.

Solución que también exigen los residentes del barrio. María Vázquez es una de ellas. “Trabajo en un comercio del centro y salgo a las 20.00. Precisamente el jueves, me tocó sufrir la avería o lo que fuera cuando iba a coger el tranvía para volver a casa. Llegué a mi barrio cerca de las 21.30”, cuenta la joven. “Podría haberme cogido un taxi, pero es que ya lo he tenido que hacer en otras ocasiones y de los 15 euros, depende de por dónde vaya el taxista, no baja”, apunta Vázquez.

“Mucha gente considera que somos afortunados por contar con un medio de transporte tan rápido y cómodo. Y desde luego, no está la cosa para quejarse. Pero por el resto de barrios de Zaragoza por los que pasa el tranvía, Casablanca, Actur, Parque Goya… hay otras alternativas, como las líneas de autobús urbano, que permiten acercarse al centro. Nosotros no contamos con esa opción”, dice Alberto Sierra, también vecino de Valdespartera.

“Yo estoy harta de que cada dos por tres, cuando salgo de trabajar, a las 14.00, o me encuentro con los vagones llenos a rebosar o, en el peor de los casos, los luminosos ya avisan de que van con retraso. Al menos, he tenido suerte y no me ha tocado nunca esperar por averías, pero sí conozco quién las ha padecido. En este sentido estamos un poco abandonados, porque si falla el sistema, nos quedamos colgados”, opina Marta Rodrigo, vecina de la calle de Gilda.

“Lo único que tenemos es una lanzadera, la 56, que pasa por Montecanal cada 18 minutos. Para llegar hasta ella, nos vemos obligados a coger la línea 41, que sale de la Puerta del Carmen cada 20 minutos. Si además tenemos en cuenta que la llegada a nuestro destino no coincide con la frecuencia de paso de la 56, ya en Montecanal, eso significa tardar más de una hora en llegar del centro a nuestro barrio”, exponen desde la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera. “Un claro ejemplo más de que los problemas de movilidad continúan existiendo en el distrito”, concluyen desde el colectivo.

Etiquetas