Despliega el menú
Zaragoza

Post Expo

Zaragoza reclama los iconos de la Expo en su quinto aniversario

Tras un lustro de crisis, la capital aragonesa parece dispuesta a recuperar emblemas de la muestra de 2008 como la Torre del Agua o el Pabellón de España.

Interior de la Torre del Agua
Zaragoza reclama los iconos de la Expo en su quinto aniversario
HA

Zaragoza celebra este fin de semana el quinto aniversario de la Expo y lo hace con un objetivo claro: recuperar los iconos perdidos. La crisis económica y la falta de intención política condenaron a buena parte del recinto de Ranillas y sus grandes referentes, como la Torre del Agua, el pabellón Puente o los de España y Aragón.

Cinco años después, las dificultades de financiación siguen presentes, pero la predisposición institucional por devolver el brillo al meandro comienza a dar algunos frutos. Tras varios lamentos por la no inclusión de viviendas en el recinto, que le hubieran aportado vida ciudadana, el parque empresarial se centra en la venta de espacios.

Hasta la fecha, casi la mitad de los 77.000 metros cuadrados del edificio que ocuparan los pabellones internacionales está ya adjudicada o comprometida. Tres de los quince locales comerciales se han abierto con un bar, una bocatería y una tienda de comestibles. Y la Ciudad de la Justicia se ha puesto en marcha en más de 52.000 metros cuadrados, donde se espera la visita de 5.000 personas al día a partir de otoño.

La mayoría de los espacios han sido impulsados por la iniciativa pública, que ha tomado las riendas de la reconversión. Pero todavía quedan pendientes los grandes edificios.

Apertura de la Torre del Agua

La CAI firma estos días un acuerdo de devolución de la gestión de la Torre del Agua, que volverá a Expo Zaragoza Empresarial, cuya participación mayoritaria está en manos del Gobierno de Aragón. La asociación Legado Expo ya prepara las visitas guiadas para los ciudadanos que quieran volver a subir sus rampas. La primera se realizará este domingo a modo de prueba con sus socios.

Además el 'Splash', la escultura que presidía el edificio de Enrique de Teresa, volverá a su ubicación original este mismo año, según anunció el consejero municipal Jerónimo Blasco. Todo ello después de que la firma automovilística Volkswagen dejara en evidencia las posibilidades de la Torre, alejada tanto tiempo de los zaragozanos.

A su vez, Ibercaja ha dado pasos para recuperar el Pabellón Puente, donde hace tiempo que ya se organizan visitas guiadas. Cuenta con un proyecto para abrir en su interior un centro de innovación y tecnología, aunque todavía no hay fecha para su puesta en marcha.

Por su parte, desde Delegación del Gobierno preparan una nueva promesa de rehabilitación del Pabellón de España, después de que la inactividad y el paso del tiempo dañara su estructura exterior y dejara en el limbo una construcción de ensueño para la ciudad. Será el enésimo intento, tras ver cómo las partidas presupuestarias de años anteriores no se ejecutaban, pero puede ser el definitivo.

El edificio que no parece encontrar una salida a corto plazo es el pabellón de Aragón. 'La cesta' que acogió el documental de Saura ha tenido muchas novias -consejería de Educación, biblioteca pública, dependencias judiciales...- pero la DGA no consigue un proyecto viable para esta peculiar infraestructura. Tampoco encuentra postor la telecabina, inerte desde hace demasiado tiempo a la vista de todos.

La radiografía del recinto de Ranillas es similar, en apariencia, a la de hace cinco años, pero al menos las intenciones anuncian más actividad, algo que agradecerán los empresarios y vecinos de la zona. Como el Acuario fluvial, que tras una tortuosa post Expo y un cambio de titularidad -ahora lo gestiona el Parque de Atracciones-, espera la llegada de nuevos proyectos y visitantes.

Será precisamente en este edificio donde Legado Expo Zaragoza reunirá a todos aquellos que quieran recordar la muestra en primera persona, con un buen número de actividades, regalos y sorpresas.

Etiquetas