Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Embalses

Coagret exige paralizar el recrecimiento y estudiar la seguridad de Yesa

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases critica que la CHE (CHE) "relativice" la importancia del movimiento de las laderas del actual embalse.

Zona afectada por el deslizamiento
Reparar el deslizamiento de Yesa costará al menos diez millones
JOSE MIGUEL MARCO

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret) ha reiterado su petición de paralización de las obras del recrecimiento de Yesa y de elaboración de un estudio en profundidad para dar seguridad a los vecinos de esta localidad navarra.

De este modo Coagret se suma a la demanda realizada por los vecinos de Sangüesa (Navarra), a través de la Iniciativa Ciudadana Yesa+No, tras el desalojo de 60 viviendas del municipio de Yesa y se suma a su preocupación respecto de que las obras del recrecimiento multiplican las posibilidades de una catástrofe, según afirma en un comunicado.

La coordinadora subraya además la gravedad de que, desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), se "relativice" la importancia del movimiento de las laderas del actual embalse, sin haber demostrado además que los deslizamientos y desprendimientos no afecten a la presa.

Coagret mantiene que, de acuerdo con el doctor en Geología Antonio Casas, el volumen de tierra afectada por los deslizamientos alcanzaría un volumen probable de más de 4 millones de metros cúbicos en una zona inestable y con problemas de permeabilidad en la ladera.

Por ello, considera necesario que la CHE descarte definitivamente el recrecimiento de Yesa como proyecto a llevar a cabo y atienda las propuestas realizadas por técnicos acreditados para afrontar soluciones a los deslizamientos en la ladera derecha del pantano.

Coagret hace también un llamamiento a los partidos políticos de Aragón y de Navarra, y a las organizaciones de la sociedad civil, para que exijan a la CHE información adecuada y soluciones reales.

Además, expresa su solidaridad con la Asociación Río Aragón, y con su presidente, Luis Solana, que ha recibido una sanción de la Delegación del Gobierno de Aragón que le acusa de ser el convocante de la movilización de los vecinos de Artieda (Zaragoza) el pasado 10 de octubre ante el intento de firma de las actas de expropiación de terrenos por parte de los funcionarios de la CHE. 

Etiquetas