Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Tiendas

Zaragoza tiene 238 comercios menos que hace un año

La crisis y el bajón del consumo obligan a bajar la persiana a este importante volumen de locales en la provincia, algunos de ellos históricos.

Decenas de cierres en el entorno de Gran Vía
Zaragoza tiene 238 comercios menos que hace un año
I.M.

El entramado de comercios de Zaragoza cambia continuamente. Mientras unas tiendas cierran, otras se estrenan, pero una cosa está clara desde que comenzó la crisis económica tras la Expo: cada vez hay menos locales abiertos al público.

Solo en el último año la provincia ha perdido 238 comercios, y eso sin contar con los concesionarios de vehículos, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A ellos hay que sumarles los que han bajado la persiana en Huesca (20) y Teruel (17).

“Basta darse una vuelta por cualquier ciudad de Aragón para comprobar la cantidad de comercios cerrados que existen”, lamenta José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS).

A su juicio, la crisis económica ha derivado en un descenso del consumo que afecta sobre todo a los sectores de comercio y servicios. “Desde 2008 llevamos ininterrumpidamente con caídas de ventas”, señala, salvo el mes previo a la subida del IVA de julio de 2010. En este sentido, Pueyo auguracierto repunte en las ventas de este mes de agosto para evitar el incremento en los precios que llegará en septiembre ante la nueva subida aprobada por el Gobierno central.

Es solo una de las medidas que afectan directamente a los comerciantes, que siguen sin ver claro su futuro. Muchos de ellos comenzaron ajustando costes, luego redujeron personal, y finalmente se ven abocados al cierre. En la actualidad la provincia de Zaragoza cuenta con 10.891 comercios.

“Las medidas liberalizadoras que ha presentado el Gobierno en materia de horarios no van a incrementar el consumo, más bien concentrarán en unas pocas manos las ventas acentuando el cierre de comercios de proximidad”, critica el presidente de ECOS.

Hay quien ha aprovechado la crisis para cambiarse a un local de dimensiones más reducidas, más económico en costes o, los más agraciados, en mejor ubicación, ya que los cambios en el sector inmobiliario son sinónimo de oportunidad.

“En el caso concreto de Zaragoza nos encontramos con las obras de la segunda fase del tranvía que a buen seguro harán cerrar algunos establecimientos al margen del efecto crisis”, explica Pueyo, quien recuerda que “según un estudio de la Universidad de Zaragoza en la primera fase se destruyeron solo y exclusivamente por efecto de las obras 247 puestos de trabajo”.

Por sectores

El descenso en ventas se ha producido de manera más aguda en los sectores relacionados con la construcción: muebles, electrodomésticos, menaje... Pero también en el llamado equipamiento personal: vestido, calzados y complementos. Este tipo de establecimientos de moda son los que más abundan y también los que mayor número de cierres presentan.

Ademas, Pueyo señala que “muchos establecimientos no encuentran relevo generacional y se está perdiendo el fondo de comercio de estas empresas irremisiblemente” . A pesar del desempleo y de los bajos precios por traspasos que pudieran pedirse no se están ocupando estos puestos de trabajo que se pierden con la jubilación.

“Es cierto también que en situación de crisis existe una predisposición a crear autoempleos por parte de los desempleados aunque en esta crisis que ya dura más de cuatro años apenas se nota esta tendencia al emprendimiento”, concluye.

Etiquetas